Joe Biden. (Agencia EFE)

Washington - El exvicepresidente Joseph Biden llegará mañana a la segunda jornada electoral más importante de estas primarias presidenciales demócratas como el líder de la contienda y decidido a marcar distancia sobre el senador Bernie Sanders.

Cuando preliminarmente aventaja a Sanders en el conteo de delegados - 664 a 573, según Real Clear Politcs-, Biden va a sus primeras votaciones como el favorito.

De las seis contiendas de mañana, la atención estará principalmente en Michigan (125), que ofrece el principal premio en la búsqueda de delegados de cara a la convención presidencial y es un estado péndulo que Sanders ganó en 2016 en las primarias frente a Hillary Clinton.

Las otras primarias tendrán lugar en el estado de Washington (89), Misuri (68), Misisipi (36), Idaho (20) y Dakota del Norte (14). En total se distribuirán 352 delegados de cara a la convención presidencial demócrata, prevista para julio.

Un aspirante demócrata a la Casa Blanca necesita por lo menos 1,991 delegados para poder ganar la candidatura en una primera votación.

Si ninguno alcanza ese número mágico, entonces la votación se abre durante la convención a los 771 superdelegados, que son funcionarios electos y directivos del Partido Demócrata de Estados Unidos.

Dos encuestas publicadas hoy colocan a Biden con amplias ventajas en la intención de voto de los que piensan participar o ya han votado en las primarias de Michigan: 51 a 27 en la de Epic-MRA; y 51-36 en la de Monmouth University.

Los estudios de opinion más recientes ubican a Biden también como favorito en el estado de Washington y Misuri. La otra contendiente es la congresista Tulsi Gabbard (Hawai), que casi no aparece en las encuestas y solo tiene dos delegados que ganó en los caucuses de Samoa americana.

En momentos en que los casos del Covid-19 en Estados Unidos superan los 500, las campañas siguen desarrollándose con normalidad, en sitios públicos y vecindarios.

Michigan tiene un 14% de población afroamericana, un electorado que Biden ha dominado. Los hispanos, un grupo que ha respaldado a Sanders, representa el 5% de la población.

El presidente Donald Trump sorprendió a los demócratas en 2016, con una victoria por solo 10,000 votos en Michigan.

Sanders se llevó el domingo de campaña a la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, a la congresista demócrata puertorriqueña Alexandria Ocasio Cortez (Nueva York), quien le ayuda a avivar el voto de los más jovenes y los hispanos.

“Son las coaliciones las que llevan a grandes triunfos”, indicó Ocasio Cortez, al citar al reverendo Jesse Jackson, el líder negro de los derechos civiles que ha endosado al senador Sanders.

Biden hizo campaña ayer con el exprecandidato presidencial y senador Cory Booker, una de las voces afroamericanas que le respaldaron previo a las votaciones de hoy. “Estoy con una persona que sé que nos verá a todos…verá el potencial de cada niño”, indicó Booker, elegido por Nueva Jersey.

Como Florida la semana próxima, Michigan va a ser un importante faro para conocer el estado de la campaña, dijo el senador demócrata Tim Kaine (Virginia), quien respalda al ex vicepresidente Biden y fue el compañero de boleta electoral de Hillary Clinton en 2016.

Sanders ha incrementado su presión sobre Biden recordándole a los electores que como senador, el ex vicepresidente respaldó medidas para limitar el acceso de las mujeres a fondos de Medicaid para practicarse abortos y la antigua política pública de “no preguntas no digas”, para evitar la presencia abierta de homosexuales en las Fuerzas Armadas.

Por su parte, el exvicepresidente Biden ha preferido comenzar a hablar de los esfuerzos para unir a los demócratas.

“Hay mucho tiempo de ahora a la convención para unir a los demócratas”, indicó el senador Kaine, al hablar sobre el potencial de Biden para atraer a los electores más jóvenes y a la comunidad hispana.

El exvicepresidente Biden ha sacado también una considerable ventaja sobre Sanders en las encuestas a nivel nacional, confirmando su extraordinaria recuperación de los últimos 10 días.

El sondeo de la cadena de televisión CNN otorga a Biden un 51% de respaldo, frente al 36% de Sanders. Entre los que tienen su mira en derrotar a Trump, Biden saca un 20% de ventaja.

COVID-19

Las campañas no han ignorado el creciente número de casos de coronavirus, sobre todo en el estado de Washington.

En uno de sus mensajes de campaña, el senador Sanders denunció las expresiones en las que Trump ha querido minimizar la amenaza que representa el coronavirus. “Sus comentarios negligentes han confundido a la gente en este país y alrededor del mundo”, sostuvo el senador Sanders.

Biden afirmó en MSNBC que “no hay confianza en lo que diga o haga el presidente”. “Desaría que se quede callado”, subrayó el ex vicepresidente de Estados Unidos, y "lo digo muy en serio".


💬Ver 0 comentarios