Mapa de la trayectoria oficial trazada por el Centro Nacional de Huracanes. (Captura / NOAA) (horizontal-x3)
Mapa de la trayectoria oficial trazada por el Centro Nacional de Huracanes. (Captura / NOAA)

El primer huracán de categoría mayor de esta temporada, Florence, perdió esta madrugada la fortaleza de sus vientos sostenidos, mientras continuaba su ruta por aguas abiertas del océano Atlántico con miras en la costa este de los Estados Unidos.

Según el informe emitido por el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) a las 5:00 a.m., Florence disminuyó sus vientos sostenidos a 115 millas por hora, lo que lo ubica en un huracán categoría 3 en la escala Saffir-Simpson.

Ayer, el sistema llegó a alcanzar vientos de 130 millas por hora, lo que lo colocó en la categoría 4.

Según el pronóstico de la agencia meteorológica, se espera que ciclón continúe debilitándose en los próximos días y el próximo lunes vuelva a convertirse en un huracán con vientos de más de 110 millas por hora.

Efecto en Puerto Rico

En este proceso de desarrollo, los efectos de Florence comenzarán a hacerse sentir mañana sobre Puerto Rico.

El meteorólogo Emanuel Rodríguez, del Servicio Nacional de Meteorología en San Juan, detalló que el sistema provocará la llegada de marejadas para la costa norte, con olas entre cuatro a seis pies.

Estas marejadas se sentirán entre mañana y el viernes, precisó.

Proyectó que Florence pasará, en su punto más cercano a Puerto Rico, a unas 900 millas al norte de la isla.

Actualmente, el huracán está a 1,060 millas al este noreste de las Antillas Menores, específicamente en la latitud 24.1 grados norte y la longitud 47.9 grados oeste. Se mueve al noroeste a 12 millas por hora.

Alerta en Estados Unidos

La NHC no ha emitido, al momento, ningún boletín para alertar a algún territorio de un posible impacto. Sin embargo, el mapa de trayectoria oficial expone que el sistema pasará cerca a Bermudas para mediados de la próxima semana como un huracán mayor.

Mientras, la corrida de modelos meteorológicos ya advierte de un posible impacto a la costa este de los Estados Unidos.

 “Hay algunos modelos que lo ponen cerca de la costa este, pero faltan muchos días y es difícil indicar. (Además), la incertidumbre de los modelos es más alta de lo normal”, comentó Rodríguez.

El meteorólogo dijo que, por lo pronto, “se les pide a las personas que estén alertas. Hay más de ocho días de llegar a la costa, si llega, porque otros modelos lo desvían”.

Mapa con las corridas de los modelos meteorológicos. (Captura / sfwmd.gov)

Además de Florence, en la cuenca del Atlántico está activo la depresión tropical Gordon, que se encuentra entre Arkansas y Mississippi con vientos de 25 millas por hora. También hay dos ondas con un potencial alto y mediano, respectivamente, de potencial de desarrollo ciclónico.

Septiembre es, por lo general, el mes pico de la temporada de huracanes.

Antes de que comenzara el mes, los meteorólogos pronosticaron que la temporada se tornaría activa en estos días.


💬Ver 0 comentarios