Los productores de esta teconología anticiparon que la adaptación de los adultos mayores tomará tiempo. (GFR Media)

Los huéspedes de una residencia de la tercera edad en Florida recorren París, reviven los años de juventud en granjas o en aviones de combate gracias a la realidad virtual, su nueva mejor amiga en la soledad y la enfermedad.

Chris Bricker, un productor de Hollywood, se propuso, hace tres años, adaptar la tecnología de los juegos de vídeo para mitigar la depresión, el aislamiento o enfermedades como el alzheimer o el parkinson de los adultos mayores, y ahora sus productos están en algunas residencias o comunidades geriátricas de Estados Unidos.

"Queríamos reimaginar la realidad virtual de una manera y desde un mundo de juegos juvenil a una tecnología que realmente tuviera una habilidad extra en el cuidado de la salud", explicó a Efe Bricker, fundador de MyndVR, con sede en Dallas (Texas).

Un catálogo para los que peinan canas

Esta productora de realidad virtual brinda a partir de esta semana un catálogo de "miles" de videos sobre viajes, música, artes, animales y otras innumerables temáticas a los residentes de la comunidad de un millar de retirados John Knox Village, en la ciudad de Pompano Beach, unos 60 kilómetros al norte de Miami.

Aunque los adultos mayores de Estados Unidos no están al margen de la revolución de internet, acostumbrarse a está tecnología de inmersión lleva su tiempo.

Sentada en su silla de ruedas, Vivian Mottloa, de 94 años, apenas se familiariza con las gafas de realidad virtual y un poco impaciente grita que no ve nada. Pero una vez empieza a descifrar esta tecnología, comienza a sonreír.

"Ya le encontré la vuelta", contó a Efe. Explicó que las gafas le recordaron los binoculares de antes y que le gustó ver los animales. "Me encantan los cachorros", expresó.

Según un estudio del Pew Research Center, basado en estadísticas oficiales de Estados Unidos, los estadounidenses de más de 60 años pasan más de la mitad de su tiempo libre diario (unas cuatro horas) viendo la televisión o conectados a computadoras, tabletas y otros dispositivos.

En el año 2000 solo el 14 % de los mayores de 65 años eran usuarios de internet y ahora son alrededor de un 73 %.

No cura pero puede ayudar a mitigar efectos secundarios

"Creemos que la realidad virtual es muy prometedora en el área de ayudar a mitigar los efectos secundarios de la demencia con Alzheimer", explicó Bricker.

Sin embargo, el productor aclaró que ellos no están dedicados a la cura sino en un "modo de investigación basado en la observación" para saber qué tanto pueden ayudar a aliviar el alzhéimer, el párkinson y enfermedades mentales entre esta población.

Revivir recuerdos y vivir nuevas experiencias

Mark Rayner, director de salud de John Knox Village, dijo a Efe que en la "comodidad de su hogar" personas entre 80 y 90 años podrán experimentar visitas a "lugares a los que probablemente nunca en su vida podrían ir, quizás París, Europa o el Gran Cañón".

"Muchos de ellos cuidaron a sus familias y tal vez no tuvieron la oportunidad de viajar a todos estos hermosos destinos o incluso caminar por el bosque. Y esperamos poder traer recuerdos si lo han hecho antes de otras experiencias que han tenido en su vida", manifestó.

Sobre los contenidos, Bricker dijo que ellos parten de "un modelo de amor y compasión" que les ayude a conectar con lugares y experiencias del pasado o les haga experimentar o aprender cosas nuevas.

"A algunas personas realmente les gusta estar en una camada de cachorros. Esa es una experiencia realmente emocionante", dijo.

Detalló que sirven a muchas comunidades de veteranos de guerra a los que le encanta "volar" en aviones de combate o navegar en destructores.

MyndVR tiene una de las mayores colecciones de videos sobre granjas pensando en los ancianos del medio oeste estadounidense, según dice el ejecutivo."Puedes volver a la granja y sentir cómo es volver a ordeñar cabras", dijo.

Todo más lento y en pequeñas dosis

Bricker indicó además que la realidad virtual para adultos mayores es "a un ritmo más lento" y con algunos textos explicativos para reiterar lo que pueden ver, como cuando se visita un museo. Es "lo más alejado de la generación de YouTube (...) de videos rápidos. Realmente ralentizamos las cosas", indicó.

Explicó que recomiendan "dosis" de 15 a 20 minutos de realidad virtual unas tres veces a la semana porque "es un medio tan poderoso" y de una audiencia mayor que apenas "está aprendiendo esta tecnología por primera vez". "No es una cosa de todos los días", agregó.

MyndVR planea llevar esta tecnología a los programas de salud gubernamentales y hacerla "asequible para que todos lo disfruten porque trae mucha salud, bienestar, alegría y vida para estas personas".

Marcy Pizura, quien desde hace cinco años trabaja en John Knox Village, ve en la realidad virtual una gran forma de apaciguar la soledad de los residentes y mantenerlos estimulados. Ellos miran "el mundo exterior" desde el interior de la villa, no necesitan irse a ningún lado, señaló.


💬Ver 0 comentarios