El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), ha indicado que es muy temprano para pensar en una nueva legislación de estímulo económico. (AP / Patrick Semansky)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Washington - La mayoría demócrata de la Cámara de Representantes de Estados Unidos presentó hoy una nueva legislación para estimular la economía, en respuesta al coronavirus, que propone por lo menos cerca de $20,000 millones de dólares adicionales en asistencia para Puerto Rico.

El proyecto de ley impulsa un segundo cheque federal de por lo menos $1,200 para la abrumadora mayoría de los ciudadanos, incluidos los residentes de la isla, extender hasta el 31 de enero de 2021 los $600 semanales en asistencia federal por desempleo, y hasta diciembre de 2021 los nuevos beneficios de licencia por enfermedad y familiar relacionadas al coronavirus.

La legislación, que tiene más de 1,800 páginas y totaliza cerca de $3 billones (trillions en inglés), propone un fondo de $915,000 millones para asistir a los gobiernos de los estados, territorios y tribus, así como a condados y municipios, a mitigar sus gastos de emergencia.

Bajo el plan demócrata, $20,000 millones estarían asignados a los territorios. De ese total, Puerto Rico recibiría cerca de $11,000 millones, según el análisis de El Nuevo Día.

Los municipios de Puerto Rico también pudieran tener acceso a alguna parte del fondo de $375,000 millones que se provee para gobiernos locales.

El proyecto demócrata, como la medida aprobada por el pleno de la Cámara baja en febrero para atender los recientes terremotos, vuelve a impulsar financiar plenamente en Puerto Rico créditos por ingresos devengados (EITC) y niños dependientes (CTC), que tendrían un impacto de $1,400 millones anuales.

En términos específicos para Isla, la medida persigue además una asignación de cerca de $290 millones en asistencia alimentaria y $60 millones para las carreteras en Puerto Rico.

El proyecto incluye además a la Isla en el programa que aumenta los fondos de asistencia alimentaria cuando los comedores escolares de unajurisdicción no están en pleno funcionamiento.

Aunque lamentó que la medida no haya sido resultado de un consenso con sus colegas republicanos, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, sostuvo que el proyecto incluye lenguaje para evitar que durante desastres naturales Puerto Rico y otras tres jurisdicciones tengan que buscar primero un producto en estados de Estados Unidos, antes de poder ir a adquirirlo en otros países.

"Hay algunos elementos en esa legislación que son buenos para Puerto Rico", dijo en San Juan la comisionada.

La mayoría demócrata de la Cámara baja prevé aprobar la medida el viernes, aunque – en este momento- representa más un mecanismo de presión hacia los republicanos del Senado y la Casa Blanca.

“Teniendo la mayoría en la Cámara de Representantes es muy importante que presentemos el proyecto que representa las necesidades reales. Nos pone en una mejor posición”, dijo hoy a El Nuevo Día el presidente del Comité de Recursos Naturales, Raúl Grijalva, al indicar que contrario a la legislación Cares – que incorporó iniciativas demócratas-, el proyecto permite a los demócratas establecer desde el principio sus prioridades

La mayoría demócrata de la Cámara baja prevé aprobar la medida el viernes, aunque será más un mecanismo de presión hacia los republicanos del Senado y la Casa Blanca.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), ha indicado que es muy temprano para pensar en una nueva legislación de estímulo económico.

“Todavía no hemos sentido la urgencia de actuar de inmediato”, dijo el lunes McConnell, quien ha propuesto otorgar inmunidad a los negocios que reabren operaciones bajo la amenaza del coronavirus, que ha causado la muerte de más de 80,000 personas en Estados Unidos. Hoy, McConnell afirmó que el plan demócrata es "el acercamiento equivocado".

Pero, varios de sus colegas republicanos reconocen que sus estados necesitan respaldo. “Las hipotecas y las deudas no están en pausa. Hay que pensar en grande”, dijo la speaker Nancy Pelosi, al dar a conocer el proyecto, que lleva como título “Héroes”.

Pelosi sostuvo que la medida toma en cuenta que más de 33 millones de personas han perdido sus trabajos desde que comenzó la emergencia y que la tasa de desempleo aumentó a 14.7% en abril.

Con respecto al cheque federal, la medida demócrata – como la ley Cares-, persigue otorgar un segundo pago de por lo menos $1,200 para la abrumadora mayoría de los ciudadanos, incluidos los residentes de Puerto Rico.

Pero, esta vez se asignan $1,200 adicionales – hasta un máximo de $6,000-, por dependientes, que pueden incluir estudiantes a tiempo completo de 24años y otros adultos.

Los $1,200 beneficiarían a los individuos con salarios de hasta $75,000. En el caso de las parejas que rinden contribuciones de forma conjunta, el salario máximo es de $150,000. A partir de esos ingresos máximos, el cheque se reduce $5 por cada $100.

Bajo la ley Familias Primero, aprobada en marzo, el trabajador tiene 10 días laborales de de licencia por enfermedad remunerada por él o un familiar inmediato haber sido diagnosticado con el coronavirus. El trabajador tiene derecho a cobrar todo su salario, hasta un máximo de $511 por día. La nueva licencia familiar de 12 semanas de ese estatuto, mientras, permite a un trabajador atender una crisis relacionada al coronavirus – como el cierre de la escuela de un niño dependiente-, con un pago de dos terceras partes salario del empleado hasta un máximo de $200 diarios.

El proyecto demócrata busca extender esas licencias hasta diciembre.

A los fondos para la Isla que detalla la medida, se le pueden añadir el impacto de los cheques federales, que en la primera ronda representaron unos $3,000 millones, y de la asistencia por desempleo, que por cuatro meses – en vez de los seis que propone esta legislación-, el gobierno de Puerto Rico ha estimado en $3,900 millones.

Pero, aun si la medida fuese a convertirse en ley - lo que parece improbable-, tardaría tiempo en conocerse el impacto de todo este gigantesco proyecto.

El cálculo del gobierno de Puerto Rico es que las leyes de estímulo económico federal aprobadas en marzo y abril tendrán un impacto en la Isla de cerca de $12,800 millones.

Hospitales

En términos generales, la nueva legislación demócrata autorizaría $100,000 millones en subvenciones para hospitales y proveedores de salud en los estados, Washington D.C. y los territorios. Además, asigna $75,000 millones para pruebas de detección del virus, el rastreo de contactos y otras actividades relacionadas.

Otros $100,000 millones se otorgan al Departamento de Educación de Estados Unidos para asistir a los sistemas educativos estatales y locales, además de las instituciones de educación postsecundaria.

También impulsa $200,000 millones en pagos a trabajadores esenciales y $175,000 millones en asistencia de vivienda.

Mientras, la legislación propone $15,750 millones en fondos para subvencionar los sistemas de tránsito y $15,000 millones para carreteras.

El proyecto persigue además asignar $10,000 millones para aumentar los beneficios de asistencia alimentaria, $3,000 millones para aumentar los beneficios a familias de los niños que tienen acceso a los comedores escolares, y $25,000 millones para el Servicio Postal.


💬Ver 0 comentarios