Daños en Ponce. (Ramón Tonito Zayas)

Washington - Treinta y cuatro senadores demócratas avivaron hoy la presión hacia el presidente Donald Trump para que declare una zona de desastre en Puerto Rico después de los terremotos de la semana pasada que destruyeron cientos de viviendas, causaron cientos de millones de dólares en daños y mantienen a cerca de 5,000 personas en refugios.

“Le escribimos en fuerte apoyo a la solicitud de Puerto Rico de una declaración de desastre mayor por el daño generalizado causado por el poderoso terremoto de magnitud 6.4 el 7 de enero, y los cientos de réplicas anteriores y posteriores que azotaron la isla a partir del 28 de diciembre”, indicaron los senadores, encabezados por el líder de la minoría, Charles Schumer (Nueva York).

Con la carta de los 34 senadores, son ya más de 100 los legisladores federales, principalmente demócratas, que han presionado a Trump para que emita una declaración de desastre que permitiría, entre otras cosas, que los ciudadanos afectados reciban asistencia de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Los firmantes incluyen a los precandidatos presidenciales Bernie Sanders (Vermont), Elizabeth Warren (Massachusetts) y Amy Klobuchar (Minnesota).

Esta tarde, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, abogó por esa declaración en un mensaje en el hemiciclo.

“Hoy hablo a nombre de todos y cada uno de mis conciudadanos afectados por la actividad sísmica en curso en Puerto Rico”, indicó González, una de las que ha enviado cartas a Trump pidiéndole acción urgente.

En una acción independiente, además, legisladores demócratas solicitaron al presidente Trump que el gobierno federal financie en un 100% los costos de las medidas de emergencia que se toman en Puerto Rico tras los terremotos de este mes.

La senadora Warren y los congresistas Bennie Thompson (Misisipi) y Nydia Velázquez (Nueva York) hicieron la petición en una carta enviada ayer a Trump, en momentos en que la Casa Blanca, desde el sábado, tiene bajo consideración declarar varios municipios de Puerto Rico como zona de desastre.

Bajo la declaración de emergencia que está vigente, el gobierno federal aporta el 75% del costo de las iniciativas dedicadas a salvar vidas, protegerlas y velar por la seguridad pública. El otro 25% lo tiene que aportar el gobierno de Puerto Rico.

A menos que sea autorizado por el presidente Trump yen espera de la declaración de zona de desastre, la asistencia de emergencia de FEMA vigente está limitada a $5 millones.


💬Ver 0 comentarios