(AP)

Washington - Las muertes por coronavirus en Estados Unidos superaron hoy las 90,000, en momentos en que los casos corroborados de esa enfermedad eran más de 1.5 millones.

Los datos de la Universidad Johns Hopkins indican que hasta esta tarde las muertes a causa del novel virus eran 90,312.

El modelo de la Universidad de Washington, que suele ser utilizado por la Casa Blanca, ahora proyecta 147,040 muertes a causa del coronavirus para el 4 de agosto, el doble del estimado que tenía antes de que los gobiernos estatales y locales comenzaran a abrir paulatinamente la economía.

Los informes del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reflejaron la semana pasada una baja en el número de casos positivos, aunque los expertos han advertido que la corroboración de las personas con la enfermedad depende del total de pruebas moleculares que se hagan.

Los datos del CDC indican que en la semana del 11 al 17 de mayo se reportaron 155,861 casos de coronavirus en Estados Unidos, en comparación con 172,116 del 4 al 10 de ese mes.

Un análisis del diario The New York Times reflejó, sin embargo, que solo 15 estados y Washington D.C. registran una curva descendente de casos nuevos de coronavirus.

Hay, no obstante, jurisdicciones que tuvieron una grave crisis en las últimas semanas que han mostrado una baja significativa, como Nueva York y Luisiana.

Mientras, en Texas se reportó durante el fin de semana un aumento en casos positivos, en momentos en que se busca abrir por etapas la economía.

El alcalde de Dallas, Eric Johnson, dijo el domingo a CNN que se registró un aumento de casos durante el fin de semana en Texas, aunque advirtió que tomará una o dos semanas poder evaluar la propagación de casos en su estado.

En Estados Unidos, solo Connecticut y Washington D.C. no han suavizado las órdenes a empresas y ciudadanos para permanecer en casa, con excepción de cuando se sale a ofrecer o buscar servicios esenciales.

En Nueva York y Virginia, no obstante, la decisión de iniciar una lenta reapertura no incluye las zonas más afectadas por el novel virus. Por ejemplo, la ciudad de Nueva York considera que no será por lo menos hasta mediados de junio que comenzará a suavizar sus restricciones.

En Virginia, el gobernador Ralph Northam, a petición de los condados, excluyó de la orden de reapertura paulatina a la zona del norte del estado, colindante con la capital estadounidense.


💬Ver 0 comentarios