El vicepresidente Mike Pence, en primer plano, y la doctora Deborah Birx salen de una reunión con senadores republicanos. AP / Andrew Harnik)

Washington - El vicepresidente Mike Pence reconoció este jueves que no hay "suficientes" pruebas de coronavirus para hacer frente a la creciente demanda que ha suscitado la expansión de la enfermedad, que ya ha provocado once muertes en el país.

"No tenemos suficientes pruebas hoy para hacer frente a lo que anticipamos será la demanda en adelante", reconoció Pence, encargado por el presidente Donald Trump para encabezar la respuesta del gobierno a la crisis del coronavirus, en una visita a una planta de material médico en Minnesota.

Pence aseguró que a medida que "se expandan los exámenes en el país, van a aparecer más casos", aunque precisó que la mayoría no tendrá problemas graves.

El Senado aprobó hoy, con el apoyo de una gran mayoría, fondos de hasta $8,300 millones para afrontar la propagación de esta enfermedad.

En total, en Estados Unidos ha habido dos centenares de contagios con COVID-19 en 17 estados, la gran mayoría en Washington y California, en el oeste del país, con once fallecimientos.

De esos decesos, diez pertenecen al estado de Washington y la más reciente al estado de California, ambos en la costa oeste de Estados Unidos.

Las autoridades californianas intentan contener la expansión de contagios del nuevo coronavirus COVID-19 tras la muerte de una persona que estuvo en un crucero, mientras que Tennessee y Nevada notificaron sus primeros casos y la propagación continúa en el estado de Washington y Nueva York.

El crucero Grand Princess, que tenía programado atracar este fin de semana en San Francisco, acortó su ruta y ahora se halla anclado frente a las costas de San Francisco con más de 3,500 pasajeros a bordo, después de descubrirse que una persona que estuvo ahí en un trayecto anterior a México murió por el COVID-19.


💬Ver 0 comentarios