Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un letrero del programa Southwest Key, el cual administra centros de detención para niños migrantes, en Brownsville, Texas. (AP/Eric Gay)

Phoenix— El mayor proveedor de albergues para niños migrantes en Estados Unidos analiza la posibilidad de reabrir dos facilidades que el gobierno del estado de Arizona le obligó a cerrar el año pasado debido a problemas con la revisión de antecedentes de su personal y acusaciones de maltrato.


💬Ver 0 comentarios