Donald Trump, presidente de Estados Unidos. (AP)

Una exasesora de campaña de Donald Trump afirma en una demanda por discriminación sexual que fue despedida y se le negó un trabajo en la Casa Blanca después de quedar embarazada tras un romance con su superior.

Arlene “AJ” Delgado, abogada y comentarista conservadora, demandó a la campaña de Trump el lunes en un tribunal federal de Manhattan, alegando que fue condenada al ostracismo después de revelar en diciembre de 2016 el embarazo que resultó de una aventura con Jason Miller, un estratega de comunicaciones de alto rango que también era su jefe.

Delgado “fue excluida de participar en el trabajo de comunicaciones de la toma de posesión o en cualquier capacidad, a pesar de que todavía era formalmente parte del equipo de transición de comunicaciones”, e “incluso se le prohibió hacer apariciones televisivas programadas previamente en o alrededor del día de la posesión”, según la demanda.

El abogado personal de Trump, Jay Sekulow, remitió las preguntas a la campaña de Trump, que no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. La Casa Blanca no hizo comentarios.

Tras la elección del presidente Donald Trump, Miller fue nombrado director de comunicaciones entrante de la Casa Blanca en diciembre de 2016. Sin embargo, rechazó el trabajo unos días después, citando la necesidad de pasar más tiempo con su familia.

Delgado, una graduada de la Facultad de Derecho de Harvard que se desempeñó como coordinadora de alcance hispano durante la campaña de 2016, dice en la demanda que se desanimó de buscar empleo en la Casa Blanca debido al embarazo y al asunto. Más tarde dio a luz a un bebé, a quien Miller ha reconocido como su hijo.


💬Ver 0 comentarios