(AP)

Washington - Los exgobernadores Pedro Rosselló González, Aníbal Acevedo Vilá y Luis Fortuño se han unido ante un tribunal de apelaciones federales para defender las protecciones que consideran tienen la ciudadanía estadounidense y la identidad cultural de los residentes de los territorios de Estados Unidos, como Puerto Rico.

Rosselló González, Acevedo Vilá y Fortuño se vincularon con un argumento de funcionarios y exfuncionarios de los territorios en que se aboga por la confirmación de una decisión de un juez federal de distrito que concluyó que los naturales de Samoa americana nacieron “en Estados Unidos” para fines de la ciudadanía estadounidense.

En diciembre, el juez federal de distrito en Utah Clark Waddoups mantuvo que los naturales de Samoa, como los nacidos en los demás territorios, deben ser considerados ciudadanos estadounidenses con las mismas protecciones de los nacidos en los estados y la capital estadounidense, bajo la 14ta enmienda de la Constitución federal.

El Congreso ha extendido el derecho a la ciudadanía estadounidense a todos los nacidos en los territorios, excepto en Samoa americana, cuyos naturales son considerados “nacionales” estadounidenses.

“Porque el Tribunal Supremo ha dejado claro que la ciudadanía que es producto de la acción legislativa no tiene derecho a las mismas protecciones que la ciudadanía por nacimiento de la Decimocuarta Enmienda, revertir la decisión del tribunal de distrito no solo afectaría a los Samoanos americanos, sino que también desestabilizaría la ciudadanía estadounidense que disfrutan la gente de Guam, las Islas Marianas del Norte, Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses”, indica el argumento judicial, presentado el martes, como ‘amigos de la corte’.

Los tres exgobernadores y los demás funcionarios acentuaron que sin esa protección los nacidos en los territorios “podrían enfrentarse al peligro real de que se revoque su ciudadanía por capricho legislativo, incluso cuando Estados Unidos continúa manteniendo una soberanía plena y exclusiva sobre su tierras”.

Para los funcionarios que son parte del argumento de ‘amigos de la corte’ – incluidos los delegados de Guam, Michael San Nicolas, e Islas Vírgenes, Stacey Plaskett, y los exgobernadores de Guam, Félix Camacho, e Islas Virgenes, Juan Babauta, entre otros-, invalidar la decisión del juez de distrito empujaría a los territorios más hacia la periferia del proyecto político estadounidense, en momentos en que, como Puerto Rico, se enfrentan a procesos de recuperación tras desastres naturales recientes.

En diciembre pasado, el juez Waddoups validó el reclamo de tres ciudadanos nacidos en Samoa americana – encabezados por John Fitisemanu-, que quieren tener derecho al voto en ese estado y ser considerados ciudadanos estadounidenses bajo la Decimocuarta enmienda de la Constitución estadounidense.

Por entender que se trata de un asunto a definirse como parte de un proceso de libre determinación, el gobierno de Samoa americana y su delegada ante el Congreso, la republicana Amata Coleman Radewagen, se han opuesto a la vigencia en su territorio por decreto judicial de la ciudadanía estadounidense.

En respuesta al argumento del gobierno de Samoa americana, los delegados Plaskett y San Nicolas y los exgobernadores de Puerto Rico, entre otros, indicaron que los demás territorios “han disfrutado de la ciudadanía estadounidense sin sacrificar su herencia cultural o su capacidad de alterar los términos de su relación política con Estados Unidos”.

En declaraciones ofrecidas hoy, el exgobernador Acevedo Vilá sostuvo que su intervención responde a la posición del gobierno de Estados Unidos de que el Congreso puede quitar la ciudadanía estadounidense a los nacidos en los territorios que ya la tienen y para acentuar que se puede ser ciudadano estadounidense y tener “una identidad distinta”.

La argumentación que incluye a los exgobernadores de Puerto Rico, dos de ellos pasados presidentes del Partido Nuevo Progresista (PNP), reconoce que “aunque el inglés y el español son los idiomas oficiales de Puerto Rico, el idioma español domina la vida cotidiana en Puerto Rico, incluso como idioma principal de su sistema de escuelas públicas”.

Bajo los Casos Insulares, que crearon la categoría de territorio incorporado, Puerto Rico pertenece a, pero no es parte, de Estados Unidos. Ese mismo trato mantiene a Puerto Rico fuera del sistema contributivo estadounidense.

El exgobernador Acevedo Vila, quien es candidato del Partido Popular Democrático (PPD) a comisionado residente en Washington – puesto que ocupó de 2001 a 2004-, sostuvo que el argumento presentado en el caso Fitisemanu limita el fundamento de que los territorios están “en Estados Unidos” a los fines de la ciudadanía estadounidense.

Para Acevedo Vilá, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Puerto Rico, si se invalidan los Casos Insulares, se revocaría la “dicotomía” de que los territorios son incorporados o no incorporados, sin que necesariamente convierta a la Isla en una jurisdicción camino a la estadidad, lo que buscó evitar la doctrina de principios del siglo pasado del Tribunal Supremo estadounidense.

“Lo que quedaría revocado es que solo los derechos fundamentales que otorga la Constitución estadounidense a los ciudadanos aplican en los territorios en igualdad de condiciones. Pero, obviamente le tocará al Tribunal Supremo federal elaborar una nueva teoría constitucional”, indicó.

Neal Weare, presidente y fundador de la organización “Equally American” que representa a Fitisemanu y los demás demandantes, sostuvo que junto al de los funcionarios y exfuncionarios de los territorios se presentaron argumentos como ‘amigos de la corte’ por parte de ‘Samoan Federation of America’, ‘Citizenship Scholars’, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) de Utah, la Asociación de Abogados de las Islas Vírgenes y el grupo “Scholars of Constitutional Law and Legal History”.

“Las partes que se presentan como ‘amigos de la corte’ reflejan una amplia gama de perspectivas y experiencias, lo que pienso va a ayudar a convencer al Décimo Circuito de que debe confirmar la histórica decisión del tribunal de distrito”, agregó Weare, cuyo grupo incluye a varios puertorriqueños.


💬Ver 0 comentarios