Congreso de Estados Unidos. (Teresa Canino)

Washington - La representante estatal demócrata de Nueva York Carmen Arroyo – quien fue la primera legisladora estatal de origen boricua en su estado-, quedó impedida de aspirar a la reelección, al concluir un tribunal que sus peticiones de endoso estuvieron “impregnadas” de fraude.

La Corte de Apelaciones del estado de Nueva York dio la razón a la denuncia original presentada por su oponente, Amanda Séptimo, de 29 años, una ex funcionaria de la oficina de distrito del congresista José Serrano.

Séptimo queda ahora como la única candidata demócrata al puesto de cara a las primarias del 23 de junio.

Según el diario New York Daily News, Arroyo recogió el 27 de febrero las hojas para solicitar endosos de los electores de su distrito el 27 de febrero pero 512 de las 944 firmas presentadas tienen fechas previas.

Debido a que la Corte de Apelaciones es el máximo tribunal estatal del estado, Arroyo solo puede pedir una revisión de la decisión al Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Arroyo, de 84 años, representa un distrito del sur del Bronx que incluye a Mott Haven, Hunts Point y los alrededores del Yankee Stadium.

Según el diario neoyorquino, la Junta Electoral de Nueva York ha demandado a la legisladora boricua “docenas de veces” por no presentar sus informes financieros.


💬Ver 0 comentarios