Estos son los nombres elegidos por la Organización Meteorológica Internacional para la nueva temporada de huracanes.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) informó hoy, sábado, que lo que hace pocas horas era un pequeño sistema de baja presión, a varias millas al este de Estados Unidos, se convirtió en la quinta depresión tropical que se genera en el océano Atlántico durante esta temporada de huracanes.

En el más reciente informe, la depresión tropical #5 se encontraba en la latitud 31.1 grados Norte y longitud 68.7 grados Oeste con vientos de 35 millas por hora (mph), mientras se mueve a razón de 17 mph hacia el este-noreste.

La agencia meteorológica explicó, sin embargo, que el sistema podría ganar fuerza como para llegar a ser tormenta, pero ya en dos días, aproximadamente, se sus condiciones la convertirían en un sistema extratropical.

“El sistema tiene vientos del oeste a nivel superior y aire seco de nivel medio hacia el noroeste, por lo que es poco probable que el ciclón se organice mejor durante el próximo día o dos. Es posible un fortalecimiento mínimo, aunque solo sea debido al aumento esperado en la velocidad de traslación”, establece la discusión del NHC.

Además, se informó que los modelos meteorológicos no logran un concenso en darle vida al sistema luego de este fin de semana, que es para cuando se proyecta que se convierta en un sistema extratropical.

Un sistema extratropical o subtropical, de acuerdo con las disposiciones meteorológicas, significa que el disturbio en cuestión tiene características híbridas entre un sistema atmosférico tropical (temperaturas altas) y extratropical (temperaturas bajas).

Además, el sistema tropical siempre tiene sus vientos localizados alrededor de un centro de formación definido. Por el contrario, un sistema extratropical tiene sus vientos fuera de un centro de formación, que no suele estar definido.

Al momento, no hay ningún aviso o advertencia para ningún territorio ante la formación de este sistema. Sin embargo, el NHC exhortó a Bermuda a prestar atención al desarrollo del disturbio.

Si el sistema gana vientos con fuerza de 40 mph o más, se convertiría en la quinta tormenta tropical de este año y su nombre sería Edouard.