La frecuencia de aguaceros será un poco más lenta que ayer sábado. (GFR MEDIA)
Toda la isla se mantiene bajo vigilancia de inundaciones hasta esta noche. (GFR Media)

Las condiciones del tiempo estarán inestables y peligrosas este sábado debido a que, como los suelos están muy saturados, cualquier aguacero que se afecte el área local durante el día podría generar inundaciones urbanas y deslizamientos, advirtió el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan.

El meteorólogo Gabriel Lojero señaló, en entrevista con El Nuevo Día, que ayer cayeron entre una a tres pulgadas de lluvia, por lo que la agencia se vio en la obligación de extender una vigilancia de inundaciones hasta esta noche, debido al riesgo de acumulaciones de agua significativas durante el día de hoy.

“Extendimos la vigilancia de inundaciones debido a que aún tenemos muchísima humedad en la zona asociada a la onda tropical. El terreno está bien saturado, incluso vimos que en el este de Puerto Rico ayer tuvimos entre una a tres pulgadas acumuladas y los caudales de los ríos están bien encima de lo normal. Hay escorrentías en la zona, por lo que no va a tomar muchas lluvias para causar problemas de inundaciones”, explicó el experto.

“Esperamos fuertes lluvias adicionales durante el día. Tenemos mucho sol en el área, así que el calentamiento diurno será un factor con los efectos locales y, al combinarse con esa humedad, esperamos desarrollo de fuertes aguaceros y tronadas en el interior y oeste de Puerto Rico esta tarde”, abundó.

En su perspectiva del tiempo, el SNM estableció que tanto el cuadrante este como el oeste tienen riesgo alto de sufrir inundaciones urbanas y de pequeños riachuelos, mientras que para el resto de la isla ese riesgo está moderado.

Mapa que muestra en anaranjado el riesgo moderado y en rojo el riesgo alto de inundaciones urbanas y pequeños riachuelos.
Mapa que muestra en anaranjado el riesgo moderado y en rojo el riesgo alto de inundaciones urbanas y pequeños riachuelos. (ELNUEVODIA.COM / NOAA/NWS)

Lojero dejó claro que hoy tampoco es día para estar en los ríos, quebradas o riachuelos, debido a que hay varias escorrentías que, al recibir más lluvia, podrían generar golpes de agua que pongan en peligro la vida de personas.

“Como es el fin de semana y sabemos que a la gente le gusta salir a los ríos y playas. Hoy no es el día. Hoy no es el día para ir a los ríos. El flujo de los ríos está bien encima de lo normal, por lo que cualquier lluvia fuerte crearía golpes de agua”, dijo el meteorólogo.

De hecho, las fuertes lluvias que se desarrollaron ayer provocaron que el río Blanco en Naguabo se saliera de su cauce. Es en esa área, según Lojero, donde se espera mayor actividad de lluvia y, como los caudales de los ríos están por encima de lo normal, los golpes de agua también podrían provocar inundaciones en carreteras y áreas cercanas a los ríos y quebradas.

“Si quieren darse un chapuzón pueden ir a las playas, pero si las condiciones del tiempo lo permiten”, exhortó.

Las condiciones marítimas estarán bien tranquilas con oleaje menos de cuatro pies, aunque existe riesgo moderado de corrientes marinas para las playas del norte de Puerto Rico.

“No es recomendable estar cerca de áreas rocosas, porque en estas áreas aumentan las olas rompientes. Y entonces, esas olas rompientes son las que luego producen corrientes marinas. Para que no esté en riesgo de corrientes exhortamos a que no estén en áreas rocosas. Hace algunas semanas murieron algunas personas porque estaban en áreas rocosas”, recordó Lojero.

La buena noticia, según el experto, es que ya para mañana domingo las condiciones del tiempo se tornarán bastante secas. Se espera que una masa de aire seco provea un día mayormente soleado y estable, aunque con los efectos locales y el calor diurno podrían desarrollarse algunas lluvias en el sur, porque el viento cambia del norte.