Un frente frío y una vaguada en la región son los causantes de estos fuertes aguaceros y tronadas que se registran durante el día de hoy.
Una onda tropical provocó que el SNM emitiera una vigilancia de inundaciones. (Archivo)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) extendió hasta mañana, sábado en la noche la vigilancia de inundaciones repentinas debido a las intensas lluvias provocadas por la interacción entre una onda tropical y una vaguada en la superficie.

Según los meteorólogos, al momento han caído entre dos a cuatro pulgadas de lluvia a través del este de Puerto Rico y de una a tres pulgadas para el resto de la isla y las Islas Vírgenes Estadounidenses.

Para el sábado en la mañana, se esperan aguaceros a través de porciones del este. El oleaje estará entre dos y cinco pies.

Durante la tarde, la agencia emitió un aviso de inundaciones repentinas en Naguabo, así como varias advertencias de inundaciones para pueblos del norte, sureste y suroeste de la isla. Todas vencieron temprano en la noche.

En Naguabo, por ejemplo, el río Blanco se salió de su cauce e inundó la carretera PR-31 a la altura de la salida 22.

El el meteorólogo Gabriel Lojero dijo en entrevista con El Nuevo Día, más temprano, que esperaban que este viernes tuviera actividad de lluvia generalizada debido a la interacción entre una vagada en la superficie con una onda tropical que pasa hoy sobre la isla.

“Tenemos una onda tropical moviéndose sobre el área y eso es lo que está provocando esos aguaceros. Esperamos que para el interior y oeste de la isla continuemos viendo el desarrollo de lluvias y tronadas durante el transcurso del mediodía y la tarde. Básicamente tenemos muchísima humedad asociada a esta onda tropical y hoy veremos esas lluvias”, indicó el experto.

En horas de la mañana, la mayor zona con nubosidad y lluvias estaba afectando el cuadrante este de la isla y la agencia meteorológica esperaba que dicha precipitación se moviera hacia el interior y oeste del territorio.

Lojero advirtió sobre el potencial de inundaciones ante la saturación del terreno por las lluvias que han ocurrido en los pasados días.

“Inclusive estamos viendo los caudales de los diferentes ríos que están bien encima de lo normal. No tomará mucha lluvia adicional para que hallan problemas de inundaciones”, indicó. “Puede haber deslizamientos en terrenos empinados”, agregó el experto.

El SNM detalló que para el área este de Puerto Rico todavía habrá actividad de lluvia en horas de la tarde. A medida que caliente la tierra y se combine con los efectos locales, se generarán también aguaceros y tronadas en el oeste.

Con información del periodista Carlos Tolentino Rosario.