Para llegar al nivel de control, el embalse Carraízo debe llegar a los 37.20 metros de agua.
Foto de archivo de la medición del nivel del embalse Carraízo. (Vanessa Serra Díaz)

Por segundo año consecutivo, Puerto Rico enfrenta los estragos de un evento de sequía que ya se refleja en la disminución de caudales en los ríos y niveles de embalses de agua, según la directora ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Doriel Pagán Crespo.

La afirmación se da tras conocer el más reciente informe del Monitor de Sequía de Estados Unidos (USDM, en inglés) que aumentó 13 puntos porcentuales en el porcentaje de la isla bajo condiciones atípicamente secas. Actualmente, aproximadamente un 30% de la isla está bajo condiciones atípicamente secas, mientras que un 3% está bajo condiciones de sequía moderada.

Ante eso, Pagán Crespo le informó esta tarde a El Nuevo Día que la corporación pública comenzó a realizar ajustes operacionales internos para extender la estabilidad de los niveles de los embalses alrededor de la isla, pero la zona este, cuyo servicio de agua potable se suple de caudales de ríos, enfrenta otro panorama.

“En efecto, hoy vimos un aumento en los niveles de sequía según el Monitor. Vamos a estar observando el área del este. Particularmente donde hemos visto un descenso del flujo del río es en la planta Jagual en San Lorenzo, que la mantenemos en observación. El resto de los sistemas de mantenimiento permanecen operando con normalidad”, indicó la ingeniera en entrevista telefónica.

Añadió que otras plantas, como la represa de filtros de Humacao y la toma de filtros de la planta de Canóvanas, también, reflejan disminución en los caudales de sus ríos. “Estamos viendo lo típico de esta temporada en abril”, acotó la funcionaria.

De momento, Pagán Crespo no pudo precisar las probabilidades, si alguna, de que las plantas de filtro de San Lorenzo, Humacao y Canóvanas entren en algún protocolo más estricto de control de servicio como una suspensión. La razón, explicó, se debe a que el comportamiento de los caudales de los ríos es a corto plazo y ahora mismo no es necesario cerrar las llaves de paso.

“Nosotros nos dejamos llevar por la operación de la planta en cuanto a operación normal. Al momento, donde único hemos experimentado tal vez algún tipo de disminución más sustancial es en la planta de San Lorenzo. Yo te diría que el resto de las plantas están en operación normal, porque un nivel óptimo sería que tuviéramos un mayor flujo (de agua). Pero lo característico de esta época es que los niveles disminuyan”, aseveró.

De acuerdo con la corporación pública, la cantidad de abonados que se suplen de la planta de filtros Jagual en San Lorenzo es 2,031.

Cuestionada sobre cómo describe las condiciones actuales de los embalses, Pagán Crespo afirmó que el nivel de los embalses alrededor de la isla ha estado disminuyendo durante esta semana, pero solo dos están en nivel de observación.

“Hoy llamamos al Servicio Nacional de Meteorología y nos indicaron que esperan un evento de lluvias a partir del martes próximo que esperan que sea considerable y que pudiera estar beneficiando a toda la isla, pero, de nuevo, estos son pronósticos. Eso es lo que tenemos en el panorama ahora mismo”, resaltó.

Tabla que muestra los niveles de los embalses en la isla este jueves, 22 de abril de 2021.
Tabla que muestra los niveles de los embalses en la isla este jueves, 22 de abril de 2021.

Al tiempo, sostuvo que todos los martes la AAA realiza una reunión interagencial para auscultar nuevas medidas a tomar tras analizar los pronósticos y niveles de embalses con personal del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“Es bien importante la mesura. También tenemos en redes la campaña de ahorro de aguas. Estamos realizando todo lo que está en nuestro control en estos momentos. Estamos trabajando interagencialmente para tener protocolos lo más eficientes posibles, pero siempre pedimos la colaboración de nuestros clientes en cuanto al uso mesurado del agua”, solicitó la ingeniera.

La categoría de condiciones “atípicamente secas” significa que el área en cuestión tiene un déficit de agua y que la sequedad que le afecta detiene o hace más lento el cultivo de alimentos o de pastizales. Mientras, la categoría de sequía moderada significa que algunos pastizales se dañaron, las fuentes o embalses de agua están bajos y se requiere el uso mesurado de agua.

De acuerdo con el meteorólogo Emanuel Rodríguez del SNM, la razón por la que las condiciones atípicamente secas en la isla se expandieron en el más reciente informe se debe a que el flujo de los ríos se encuentra “muy por debajo de lo normal y los suelos continúan secándose”.

“Las deficiencias de lluvias de los últimos noventa días a través de Puerto Rico fluctúa entre dos a seis pulgadas”, detalló el experto.

Así lo refleja un mapa de la agencia meteorológica en el que se muestra por colores las deficiencias en cantidad de agua recibida en la isla por los pasados tres meses.

De acuerdo con el mapa, las zonas amarillas y anaranjadas son la sequía y se ven de manera uniformada entre la zona sur, este interior y norte de la isla. Mientras, las zonas que han recibido más lluvias son el noreste, interior y suroeste de la isla.

Mapa que muestra las deficiencias de lluvia en Puerto Rico por los pasados tres meses.
Mapa que muestra las deficiencias de lluvia en Puerto Rico por los pasados tres meses. (NWS/NOAA)

Cuestionado sobre la probabilidad de que la isla reciba un evento significativo de lluvias, Rodríguez indicó que, según el pronóstico del Foro Climático del Caribe (CariCOF, en inglés), el porciento de lluvia para abril, mayo y junio en la isla está ligeramente por debajo de lo normal.

💬Ver comentarios