Imagen animada del satélite sobre Puerto Rico en la mañana del 25 de julio de 2020.
Imagen animada del satélite sobre Puerto Rico en la mañana del 25 de julio de 2020 que muestra la presencia de una nube de polvo del Sahara. (CIRA/NOAA)

Una masa de aire seco que, también, carga con particulado de polvo del Sahara dominará las condiciones del tiempo durante el día de hoy, sábado, y mañana, advirtió el Servicio Nacional de Meteorología (SNM).

Dicho escenario, según el meteorólogo David Sánchez, impedirá que la actividad de lluvia sea igual de abundante que los pasados días, porque limita la humedad y, por ende, el desarrollo de aguaceros.

“Llegó polvo del Sahara y tendremos condiciones brumosas y ventosas durante todo el fin de semana. Eso limitará la lluvia, aunque esperamos aguaceros en horas de la tarde para el cuadrante del oeste y suroeste”, indicó el experto en entrevista con El Nuevo Día.

Añadió que el viento soplará fuerte a razón de 15 a 20 millas por hora con ráfagas más fuertes, por lo que aquellos aguaceros que sí logren desarrollarse serán de rápido movimiento.

“Este fuerte viento proviene de un sistema de alta presión en el norte del Atlántico. Esperamos que hoy esté soplando del este-noreste, por eso los aguceros en la tarde para el suroeste de la isla”, dijo Sánchez.

Sobre las temperaturas, dijo que las máximas estarán entre los medios 80 a bajos 90 grados Fahrenheit (ºF) en áreas urbanas y costeras, mientras que para pueblos de la montaña estarán entre los 70 y 80 ºF.

Los índices de calor no deberán superar los 100 ºF, según el pronóstico climatológico.

Entretanto, Sánchez dijo que las condiciones marítimas están peligrosas con oleaje que estará entre seis a ocho pies en la mayoría de las aguas mar afuera en el Atlántico y de dos a cinco pies cerca de la costa.

“Es por lo mismo de los vientos. El viento sopla fuerte y se deteriora el mar. Por eso tenemos una advertencia para operadores de embarcaciones pequeñas y un riesgo alto de corrientes para la costa norte y este de la isla”, puntualizó el meteorólogo.