Laminilla del Departamento de Microbiología del Recinto de Ciencias Médicas que muestra las partículas de polvo del Sahara y de esporas de hongo que se midieron el miércoles, 2 de septiembre de 2020.
Laminilla del Departamento de Microbiología del Recinto de Ciencias Médicas que muestra las partículas de polvo del Sahara y de esporas de hongo que se midieron el miércoles, 2 de septiembre de 2020. (Suministrada)

El director de las estaciones de alérgenos de San Juan y Caguas de la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (AAAAI, en inglés), Benjamín Bolaños, advirtió hoy, miércoles, que toda persona que sufra de alergías o asma debe tomar sus medicamentos y ejercer precaución puesto que los niveles de esporas de hongo en el aire están altos y hay presencia de polvo del Sahara, los dos factores principales que provocan complicaciones respiratorias.

El experto en microbiología detalló que la región de San Juan está bajo alerta naranja (nivel alto) luego de que se registraran 66,000 esporas por metro cúbico en el aire (m3), mientras que el área de Caguas está bajo alerta roja (nivel extremadamente alto) tras medir 120,000 esporas m3

“Estamos ante un evento excepcional porque tenemos altos niveles de esporas y también presencia de polvo del Sahara, cuando se supone que sea lo contrario. Al haber polvo del Sahara, hay menos esporas porque, por ende, hay menos humedad. Pero hoy el polvo del Sahara llegó a las 6:00 a.m. cuando ya había pasado la liberación máxima de esporas que fue en la madrugada”, explicó Bolaños en entrevista con El Nuevo Día.

Añadió que ya comenzó la temporada alta de esporas de hongo, por lo que, en adelante, cada episodio de lluvia podría producir niveles elevados de esporas por toda la humedad que hay disponible en el ambiente.

“A menos que haya mucho particulado de polvo del Sahara, tendremos altos niveles de esporas con cada lluvia que caiga. Lo que pasa es que eventos como el de hoy son inusuales porque se supone que no se combinen las esporas con el polvo, pero las personas sensibles a problemas respiratorios tienen que conocer el aumento en esporas como parte de estas fechas”, resaltó.

Bolaños indicó que las esporas de hongo se producen justo después de un episodio de lluvias, por lo que, con la llegada de más ondas tropicales como parte del pico de la temporada de huracanes, se eleva la cantidad de esporas.

Exhortó a que las personas utilicen mascarillas, tomen sus medicamentos y usen un purificador de aire mientras duermen para reducir el riesgo de desarrollar asma.

“Las esporas de hongo y el polvo del Sahara son los principales detonantes de asma y en momentos en los que hay una pandemia por COVID-19 hay que evitar llenar las salas de emergencia por gente que sufre de asma. Así que es mejor prevenir”, expresó Bolaños.

El Departamento de Microbiología utiliza una escala exclusivamente diseñada para Puerto Rico para poder medir la cantidad de esporas debido al factor tropical que caracteriza a la isla.

Por ejemplo, Bolaños resaltó que la diferencia entre las estadísticas entre Estados Unidos y Puerto Rico son tan amplias que la cantidad de esporas que se registró hoy en Caguas tiene más de la mitad del valor normal en Estados Unidos que es de 50,000 esporas por metro cúbico en el aire.