Las nubes de la tormenta tropical Nicholas se ven tras una casa destruida por el huracán Ida en Pointe-aux-Chenes, Luisiana, el martes 14 de septiembre de 2021. (AP Foto/Gerald Herbert)
Las nubes de la tormenta tropical Nicholas se ven tras una casa destruida por el huracán Ida en Pointe-aux-Chenes, Luisiana, el martes 14 de septiembre de 2021. (AP Foto/Gerald Herbert) (Gerald Herbert)

Luisiana, Estados Unidos - Los residentes del sur de Luisiana, que aún no se habían recuperado del paso del huracán Ida hace apenas unas semanas, se preparaban el miércoles para fuertes lluvias mientras la tormenta Nicholas pasaba despacio sobre partes del estado tras golpear Texas.

Nicholas tocó tierra el martes como huracán sobre la costa de Texas y descargó aguaceros, aunque no tardó en remitir a tormenta tropical y después a depresión tropical. Pero los meteorólogos dijeron que el fenómeno natural podría permanecer sobre la maltrecha Luisiana y provocar peligrosas inundaciones en el corazón del Sur de Estados Unidos durante los próximos días.

El estado, que aún no se recupera por completo de los estragos de dos tormentas de categoría 4 -Ida, la semana pasada, y Laura, el año pasado-, recibió con aprensión los avisos sobre los posibles aguaceros de Nicholas.

El gobernador del estado, John Bel Edwards, advirtio a la población que esperase inundaciones repentinas y se tomara la tormenta en serio aunque no tuviera categoría de huracán.

“Esta es una tormenta muy seria, especialmente en las zonas muy afectadas por el huracán Ida”, dijo Edwards.

Galveston, Texas, registró casi 14 pulgadas de lluvia de Nicholas, la 14ta tormenta con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico de 2021, mientras que Houston registró más 6 pulgadas de agua. La oficina en Nueva Orleans del Servicio Meteorológico Nacional indicó el martes por la noche que algunas zonas de Luisiana podrían recibir hasta 10 pulgadas de lluvia, con concentraciones de 2 a 3 pulgadas de agua en una hora.

💬Ver comentarios