La meteoróloga indicó que los pueblos del suroeste estarán experimentando lluvias esta tarde.

Contrario al patrón seco, caluroso y brumoso que dominó la isla durante el día de ayer, a partir de este miércoles las condiciones del tiempo cambiarán por la llegada de una vaguada en niveles altos de la atmósfera que aumentará el desarrollo de lluvias, anticipó el Servicio Nacional de Meteorología (SNM).

El meteorólogo Gabriel Lojero, que labora en el SNM, indicó que estos aguaceros comenzarán a desarrollarse a partir del mediodía y tendrán la capacidad de producir algunas inundaciones urbanas.

“Hoy la actividad de lluvia deberá estar en aumento, porque ya se está acercando una vaguada en la alta atmósfera que va a aumentar la humedad. Eso promete un aumento en la lluvia a partir del mediodía. Como tenemos un flujo del viento desde el este-noreste, los aguaceros se concentrarán en el cuadrante suroeste”, detalló el experto.

Añadió que no se descarta la formación de algunas áreas secundarias de aguaceros en pueblos del este-interior como Gurabo, Caguas y Aguas Buenas, cuyas escorrentías puedan beneficiar al embalse Carraízo que tiene hoy 37.60 metros de agua, lo que se traduce en dos centímetros menos que ayer.

“Sin embargo, estas lluvias no serán tan significativas. Lo que sucede es que siempre que el viento sopla desde el este-noreste ocurre una jornada de aguaceros en esos municipios para horas de la tarde”, explicó Lojero.

La agencia meteorológica emitió un riesgo moderado a bajo de amenaza de inundaciones para toda pueblos del sur, suroeste, inteior y este-interior de la isla, lo que implica que la jornada de aguaceros de esta tarde podría propiciar el desarrollo de inundaciones urbanas y de pequeños riachuelos.

“Las condiciones continuarán inestables. Realmente mañana y el viernes seguirá igual que hoy, porque esa vaguada se estacionará sobre la República Dominicana y las condiciones estarán favorables para el desarrollo de lluvias, especialmente en el oeste”, anticipó Lojero.

No obstante, mañana cambiará la dirección del viento y, por ende, las lluvias se concentrarán en el cuadrante noroeste de la isla.

El polvo del Sahara, entretanto, no será una molestia, al menos, por lo que resta de la semana y fin de semana debido a que las concentraciones de este particulado permanecerán bajas.

En cuanto al calor, Lojero señaló que no hay cambios significativos, por lo que se anticipa otro día con índices de calor que pueden rondar los 100 grados Fahrenheit (ºF) y temperaturas máximas en los altos 80 a bajos 90 ºF.

Asimismo, dijo que las condiciones marítimas continúan relativamente estables con oleaje entre los tres a cinco pies. Además, hay un riesgo moderado de corrientes marinas para todas las playas del norte de la isla y aquellas que ubican al este de las islas municipio.