Nevada en áreas de Nueva York como parte de un "efecto-lago" que es cuando aire frío se encuentra con una masa de aire húmedo y caliente que sale de los Grandes Lagos en Estados Unidos.
Nevada en áreas de Nueva York como parte de un "efecto-lago" que es cuando aire frío se encuentra con una masa de aire húmedo y caliente que sale de los Grandes Lagos en Estados Unidos. (The Associated Press)

Buffalo — Una peligrosa tormenta de nieve que se originó por “efecto de lago” en los Grandes Lagos de Estados Unidos paralizó este viernes partes del oeste y norte de Nueva York, con casi 2 pies de nieve ya sobre el suelo en algunos lugares a media mañana y posiblemente mucho más en camino.

La severidad de la tormenta varió ampliamente debido a las peculiaridades de las tormentas con efecto de lago, que son causadas por vientos gélidos (fríos) que recogen la humedad de los lagos más cálidos y arrojan nieve en bandas estrechas.

Los residentes en algunas partes de Buffalo se despertaron con fuertes nevadas, puntuadas por truenos ocasionales, mientras que a unas pocas millas al norte, solo habían caído unas pocas pulgadas durante la noche y había parches de cielo azul.

La peor nevada hasta ahora fue al sur de la ciudad. El Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos (NWS, en inglés) informó más de 2 pies de nieve en muchos lugares a lo largo del extremo este del lago Erie, con bandas de precipitaciones más fuertes que trajeron casi 34 pulgadas en Hamburgo, Nueva York.

Las escuelas fueron cerradas. Las estaciones de Amtrak en Buffalo, Niagara Falls y Depew cerraron el jueves y permanecerán cerradas el viernes. Se cancelaron numerosos vuelos hacia y desde el Aeropuerto Internacional Buffalo Niagara.

Incluso antes de que comenzara a nevar, la Liga de Fútbol Nacional (NFL, en inglés) anunció que trasladaría el partido del domingo de los Buffalo Bills en casa contra los Cleveland Browns a Detroit. Orchard Park, donde juega el equipo, había visto caer 2 pies a media mañana del viernes.

Un automóvil que transportaba a un equipo de noticias de televisión que informaba sobre la tormenta se atascó la madrugada del viernes y los transeúntes tuvieron que sacarlo de la nieve, dijo la reportera de WGRZ, Alexandra Rios, en Twitter.

“Nuestro auto se atascó después de nuestra toma en vivo a las 4:30 a. m.”, tuiteó Ríos. “Luego, en un momento, unas 6 personas se reunieron para ayudarnos”. Ella dijo que le dijeron que los residentes de Buffalo “siempre se unen cuando alguien lo necesita”.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, declaró un estado de emergencia el jueves para partes del oeste de Nueva York, incluidas las comunidades a lo largo de los extremos orientales del lago Erie y el lago Ontario. El estado de emergencia de Hochul cubre 11 condados, con el tráfico de camiones comerciales prohibido en un tramo de la Interestatal 90.

El ejecutivo del condado de Erie, Mark Poloncarz, emitió una prohibición de conducir a partir del jueves por la noche, aunque el viernes se redujo a un aviso para la ciudad de Buffalo. Se esperaba que la nevada más intensa durara hasta el viernes por la noche, con más caídas del sábado al domingo.

El NWS también advirtió sobre acumulaciones de 2 pies o más de nieve en el norte de Nueva York en el borde este del lago Ontario y en partes del norte de Michigan hasta el domingo. Partes de Pensilvania también estaban viendo acumulaciones de nieve con efecto lago.

Buffalo tiene experiencia con tormentas de nieve dramáticas con efecto de lago, pocas peores que la que azotó en noviembre de 2014. Esa tormenta épica arrojó siete pies de nieve en algunas comunidades durante tres días, derrumbó techos y atrapó a los automovilistas en más de 100 vehículos a la orilla del lago. tramo de la Autopista del Estado de Nueva York.

💬Ver comentarios