La meteoróloga también advirtió que habrá polvo del Sahara en el ambiente.

De seguro estás pensando en que hoy podría estar igual de caluroso que ayer, pero despreocúpate porque las temperaturas estarán un poco más bajas y eso permitirá un tiempo más fresco.

Al menos ese fue el pronóstico para este miércoles que emitió el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan al considerar la dirección del viento y la presencia de una masa de aire seco sobre el área local.

El meteorólogo Gabriel Lojero indicó que la razón para que ayer se registraran altas temperaturas fue porque el viento soplaba del sureste y ello eleva el calor, pero ya hoy cambia su dirección desde el este-noreste dando paso a que las temperaturas máximas no excedan los 90 grados Fahrenheit (ºF).

“Hoy podría llegar como mucho a los 90 grados. En general podríamos tener índices que ronden los 100 ºF, pero no por encima de 102 grados como fue el caso de ayer”, dijo el experto en entrevista con El Nuevo Día.

De acuerdo con la estación meteorológica en San Juan la temperatura máxima ayer fue de 91 ºF, lo que implica que estuvo dos grados por encima del valor normal que era de 89 ºF.

No obstante, aunque haya tiempo más fresco, las condiciones estarán secas y tranquilas debido a que la actividad de lluvia será limitada para toda la isla por la combinación de polvo del Sahara, el aire seco y la poca humedad que hay en el ambiente.

“En ese sentido, será igual que ayer que tuvimos muy poca actividad de lluvia. De formarse aguaceros serán en la zona del oeste y suroeste en horas de la tarde cuando se combinan los efectos locales”, señaló Lojero.

El experto anticipó que para mañana se espera la llegada de una vaguada que podría aumentar un poco la posibilidad de que se generen algunas lluvias, pero no serán de carácter significativo.

“No esperamos que la actividad de lluvia sea generalizada, sino más bien que se comporte como si fueran aguaceros por efectos locales. Ya el viernes la lluvia será más generalizada por la cercanía de una onda tropical”, destacó.

Entretanto, Lojero expresó que las condiciones marítimas están “bien tranquilas” con oleaje de menos de cinco pies en la mayoría de las aguas locales. No obstante, aunque las playas y balnearios no están abiertos para bañistas, mencionó que hay un riesgo moderado de corrientes marinas para las playas de la costa norte de la isla.