El día será muy largo con condiciones del tiempo mayormente estable. (Pixabay)
Las condiciones secas se extenderán, al menos, hasta mediados de la semana laboral. (Pixabay)

Una masa de aire seco provocará condiciones mayormente tranquilas durante este domingo, aunque no se descartan aguaceros durante horas de la tarde en sectores del interior, sur y suroeste de Puerto Rico, anticipó el meteorólogo Gabriel Lojero, del Servicio Nacional Meteorología (SNM).

De acuerdo con el experto, las condiciones secas se extenderán, al menos, hasta mediados de la semana laboral.

“Hoy va a hacer menos lluvia que durante los últimos días porque está entrando una masa de aire más seco, por lo que la actividad de lluvia va a ser menos que los últimos días. Sin embargo, todavía queda suficiente humedad en los niveles bajos (de la atmósfera) para que combine con el calor diurno y los efectos locales para resultar en el desarrollo de aguaceros y algunas tronadas sobre sectores del interior, sur y suroeste de Puerto Rico", estableció el experto a El Nuevo Día.

Lojero precisó que la masa de aire seco se moverá sobre el área entre lunes y martes, por lo que las condiciones secas persistirán durante estos días. No obstante, dijo que no se pueden descartar algunas lluvias durante horas de la tarde.

“Las lluvias que se van a desarrollar van a ser limitadas y no van a a ser de larga duración porque el aire seco para limitar que los aguaceros sean intensos y duren mucho. Incluso, el lunes el flujo del viento sigue del norte, así que los aguaceros que se formen en la tarde van a estar concentrados en el sur de Puerto Rico", precisó.

Sobre las temperaturas, el experto dijo que se mantendrán en los altos 80 grados Fahrenheit en la costa norte de la isla con un índice de calor que estaría en los altos 90 °F.

Entretanto, Lojero indicó que las condiciones marítimas actualmente se encuentran tranquilas, pero advirtió que se tornarán peligrosas a mediados de semana por una marejada del noreste que afectará, principalmente, a las playas del océano Atlántico y, posiblemente, las de la zona oeste.

“Ya para mediados de la semana, tarde el martes, miércoles y continuando hasta finales de la semana, por lo menos, las condiciones marítimas se van a tornar bien peligrosas porque vamos a tener una marejada del noreste que va a estar afectando las aguas locales. Esto es debido a una baja presión que se va a estar desarrollando y fortaleciéndose bien al noreste del área", indicó.

Según el meteorólogo, esta baja presión tiene un 90% de probabilidad de desarrollo tropical en los próximos cinco días. “Esa baja presión se va a fortalecer y al fortalecerse va a producir una fuerte marejada del noreste", detalló.

Ante este panorama, la isla podría experimentar oleaje peligroso, corrientes marinas y resaca fuerte.