Jorge Dueño, educador en ciencias, mostró a los estudiantes la simuladora de terremotos. (Suministrada) (semisquare-x3)
Jorge Dueño, educador en ciencias, mostró a los estudiantes la simuladora de terremotos. (Suministrada)

Unos 300 estudiantes de las escuelas públicas superiores de Juana Díaz, fueron invitados a conocer las instalaciones de CooperVision Puerto Rico. Esta planta dedicada a la manufactura y mercadeo de lentes de contacto, está localizada en el mismo municipio donde residen y estudian estos jóvenes y, además, emplea a más de 1,600 trabajadores, muchos de ellos familiares y vecinos de estos estudiantes.

Rolando Torres, vicepresidente senior de las Operaciones de Manufactura de América de CooperVision, explicó que el objetivo principal de esta invitación a los estudiantes juanadinos, era para reforzarles el interés en temas de ciencias, hacerles conscientes de la urgencia en la protección del planeta Tierra y darles un recorrido por la planta de manufactura.

Para ello, desarrollaron un programa educativo titulado “Exhibición de Ciencias y Tecnología: Una mirada al Planeta”. Esta iniciativa forma parte del compromiso con el planeta y responsabilidad social de la empresa. 

Durante la visita a la planta, los estudiantes participaron de unos laboratorios de química, biología y ciencias ambientales, recreados expresamente para este proyecto. Educadores del EcoExploratorio: Museo de Ciencias de Puerto Rico, fundado por la meteoróloga Ada Monzón, tuvieron a su cargo la realización de estos laboratorios científicos. Los mismos se utilizaron para ofrecer educación científica en química, flora, fauna, eventos atmosféricos, telúricos y el calentamiento global.

La participación del EcoExploratorio consistió, además,  de otro componente: el Geodomo planeta digital, enfocado en la película “Diálogo con el Planeta”. Éste promueve las disciplinas de tecnología, ciencias, ingeniería y matemática (STEM, por sus siglas en inglés) de una forma visual y divertida.

Como parte del programa educativo, los estudiantes también realizaron recorridos por las diferentes áreas de la planta. Los mismos estuvieron a cargo de 40 empleados de la empresa, quienes fungieron como voluntarios donando su tiempo y servicio, para que los estudiantes tuvieran una experiencia real de lo que se hace en la planta y conocieran  qué estudios necesitan tener para poder ejercer el trabajo que allí se realiza. 

“Este es uno de los muchos proyectos que planificamos para reafirmarle al estudiantado que las ciencias son relevantes, que sí hay oportunidades en este campo y, sobre todo, que puedan ver a CooperVision como ese futuro lugar de trabajo desde donde puedan servir a Puerto Rico”, agregó Torres.

Los estudiantes participantes pertenecen a los grados de noveno a duodécimo de las escuelas Luis Lloréns Torres, Luis Muñoz Marín, Carmen Belén Veiga y la Escuela Dr. Máximo Donoso Sánchez. Todas ubicadas en Juana Díaz.

Torres adelantó que tienen planes de llevar este proyecto a otras escuelas del área sur de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios