El presidente electo Joe Biden habla el jueves 19 de noviembre de 2020 en el teatro The Queen, en Wilmington, Delaware. (Andrew Harnik)

Washington D. C. - El gobierno de Georgia certificó hoy la victoria de Joe Biden en ese estado, donde el presidente electo mantuvo una ventaja de 12,284 votos, uno de sus triunfos más estrechos de esta elección.

“Como ingeniero toda mi vida, vivo bajo el lema de que ‘los números no mienten’”, indicó el secretario de Estado, el republicano Brad Raffensperger - quien fue representante estatal-, en una conferencia de prensa.

Anoche, las autoridades electorales de Georgia habían confirmado la victoria de Biden sobre el presidente Donald Trump en un estado que los demócratas no ganaban desde 1992.

Aunque el Departamento de Estado de Georgia anunció la certificación temprano en el día, luego tuvo que clarificar que aún no era oficial. Pero, un par de horas después emitió la certificación.

La auditoría llevada a cabo en los 59 condados de Georgia redujo de 14,156 a 12,284 la ventaja de Biden, luego de discrepancias en cuatro condados, tres de ellos dominados por los republicanos. Los demás condados no reflejaron diferencias con el conteo inicial.

El equipo electoral del presidente Trump tiene hasta el martes para pedir un recuento a través de las máquinas.

Con Georgia, Biden se asegura 16 votos del colegio electoral. Se le han concedido 306 de los 538 votos del colegio electoral, que oficialmente votará por el presidente de Estados Unidos el 14 de diciembre.

“Las elecciones cerradas siembran desconfianza, la gente siente que su lado fue engañado, lo vimos con los demócratas en 2018 y lo vemos de los republicanos hoy. Como secretario de Estado, creo que las cifras que hemos presentado hoy son correctas. Las cifras reflejan el veredicto del pueblo, no una decisión de la oficina del Secretario de Estado o de los tribunales o de cualquiera de las campañas”, indicó Raffensperger.

El recuento reflejó que hubo 6,000 papeletas sin contar en cuatro condados que permitieron a Trump reducir el margen de victoria de Biden.

El recuento manual de alrededor de cinco millones de votos provino de una auditoría requerida por una ley estatal y no respondió a ninguna sospecha de irregularidades.

La certificación de la victoria de Biden eleva la presión hacia los republicanos para aceptar el triunfo del presidente electo, en momentos en que Trump se niega a reconocer los resultados de la elección y ha buscado revertir la voluntad de los electores, incluso con aparentes presiones a funcionarios electorales en Michigan.

El equipo legal de Trump, encabezado por el exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, ha presentado teorías conspiratorias sobre un fraude masivo que no ha podido demostrar en los tribunales.

Georgia es el escenario de la última campaña de la elección, pues allí se decidirá, en dos segundas vueltas, el control del Senado. La segunda vuelta de las elecciones por los dos escaños de Georgia en el Senado está programada para el 5 de enero.