Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Una enfermera de terapia intensiva mueve cables de máquinas médicas afuera de la habitación de un paciente con COVID-19, en el centro médico de Willis-Knighton, en Shreveport, Luisiana.
Una enfermera de terapia intensiva mueve cables de máquinas médicas afuera de la habitación de un paciente con COVID-19, en el centro médico de Willis-Knighton, en Shreveport, Luisiana. (The Associated Press)

La pandemia de COVID-19 ha creado una crisis de personal de enfermería que está obligando a muchos hospitales de Estados Unidos a pagar más para conseguir la ayuda que necesitan para enfrentar la avalancha de pacientes de este verano.

💬Ver comentarios