En esta fotografía de archivo del 6 de Agosto de 2020, la secretaria de Justicia del estado de Nueva York, Letitia James, contesta preguntas durante una conferencia de prensa en Nueva York. (The Associated Press)

Rochester, Nueva YorkLa secretaria de Justicia del estado de Nueva York procedió el sábado a integrar un jurado investigador para que efectúe una pesquisa en torno a la muerte de Daniel Prude, un afroestadounidense que murió este año luego que la policía de Rochester le colocara una capucha en la cabeza y lo sometieran contra el piso.

“La familia Prude y la comunidad de Rochester han pasado por gran dolor y angustia”, dijo la secretaria de Justicia estatal Letitia James en un comunicado sobre el fallecimiento de Prude, que ha suscitado protestas nocturnas y llamados a favor de una reforma. James indicó que el jurado sería parte de una “investigación a fondo”.

La muerte de Prude en marzo después que su hermano solicitara ayuda por su comportamiento errático ha conmocionado a la tercera ciudad más grande de Nueva York desde que el video del incidente fue difundido a principios de semana; los manifestantes exigen mayor rendición de cuentas sobre lo sucedido y una iniciativa para cambiar la manera como los agentes atienden emergencias de salud mental.

“Esto es apenas el principio”, afirmó en un correo electrónico Ashley Gantt, organizadora de una protesta, después del anuncio de James. “Nada nos frenará en nuestra búsqueda de la verdad y la justicia”.

Los manifestantes se reunieron el sábado por cuarta noche en la calle donde Prude, desnudo y esposado, fue mantenido bocabajo mientras caía nieve. Un video de una cámara corporal de un policía muestra a los agentes cuando ponen en la cabeza de Prude una “capucha de escupir”, diseñada para protegerlos de fluidos corporales, y después le oprimen la cabeza contra el pavimento durante dos minutos.

Prude murió el 30 de marzo tras ser desconectado del equipo de soporte vital.

El forense del condado Monroe catalogó la muerte como homicidio causada por “complicaciones de asfixia en el contexto de la restricción física”. Delirio excitado e intoxicación aguda por fenciclidina contribuyeron como factores, según el informe.

Una investigación de asuntos internos de la policía exoneró a los agentes de cualquier proceder indebido y concluyó en abril que sus “acciones y conducta mostrada cuando lidiaban con Prude parecen apropiadas y coherentes con su adiestramiento”.

La fiscalía abrió su investigación el mismo mes. De acuerdo con la ley de Nueva York, las muertes de personas desarmadas bajo custodia de la policía a menudo son turnadas a la procuraduría estatal y no son manejadas por autoridades locales.