Los carros están atrapados en el fango y los escombros de las inundaciones repentinas en The Inn at Death Valley en el Parque Nacional Death Valley, California, el viernes 5 de agosto de 2022.
Los carros están atrapados en el fango y los escombros de las inundaciones repentinas en The Inn at Death Valley en el Parque Nacional Death Valley, California, el viernes 5 de agosto de 2022. (The Associated Press)

Inundaciones repentinas en el Parque Nacional del Valle de la Muerte, en California, causadas por las fuertes lluvias del viernes enterraron automóviles, obligaron a las autoridades a cerrar todas las carreteras de acceso y salida del parque, y dejaron atrapadas a unas 1,000 personas, informaron las autoridades.

El parque, que se encuentra cerca de la frontera entre California y Nevada, recibió al menos 1.7 pulgadas de lluvia en el área de Furnace Creek, lo que, según dijeron funcionarios del parque, representaba “la lluvia de todo un año en una sola mañana”.

El promedio anual de lluvias en el parque es de 1.9 pulgadas.

Unos 60 vehículos quedaron enterrados por los escombros, y alrededor de 500 visitantes y 500 trabajadores del parque no pudieron salir, informaron las autoridades del parque. El Departamento de Transporte de California estimó que tardarían entre cuatro y seis horas en abrir una carretera que permitiera la salida de los visitantes del parque.

Se trata de la segunda inundación de importancia en el parque esta semana. Algunas carreteras fueron cerradas el lunes después de que quedaran cubiertas de lodo y escombros a causa de las inundaciones repentinas que golpearon con fuerza el oeste de Nevada y el norte de Arizona.

Durante las tormentas del viernes, las “aguas de la inundación empujaron los contenedores de basura hacia los coches estacionados, lo que provocó que los autos chocaran entre sí. Además, muchas instalaciones están inundadas, incluidas las habitaciones de hotel y las oficinas comerciales”, dice el comunicado del parque.

💬Ver comentarios