Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Jay Butler, director adjunto de enfermedades infecciosas en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, habla con la prensa respecto al nuevo coronavirus, mientras señala un mapa con casos reportados, dentro del Centro de Operaciones de Emer
Jay Butler, director adjunto de enfermedades infecciosas en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, habla con la prensa respecto al nuevo coronavirus, mientras señala un mapa con casos reportados, dentro del Centro de Operaciones de Emer

El 1 de abril, una investigadora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus iniciales en inglés) envió un correo a sus contrapartes de salud pública de Nevada para solicitar los reportes de laboratorio de dos turistas que habían arrojado positivo a coronavirus. Le pidió a Nevada que enviara dichos registros a través de una red segura o en un “archivo encriptado y protegido con contraseña” para proteger la identidad de los pacientes.