Las autoridades piden ayuda para capturar al prófugo del asesinato de Kristal Bayron Nieves, mientras su familia solicita donativos para sus exequias.

Las autoridades de Nueva York radicaron cargos por asesinato y robo a un hombre de 30 años por el asesinato de la joven puertorriqueña Kristal Bayron Nieves, el pasado domingo, en medio de un asalto a un restaurante de comida rápida en East Harlem.

En una conferencia de prensa, la Policía identificó al sospechoso como Winston Glynn. Autoridades indicaron que el hombre ha sido arrestado en múltiples ocasiones anteriores por asalto y ley de armas, entre otros delitos.

Glynn enfrenta un cargo por asesinato, dos cargos por robo y otro cargo por posesión ilegal y uso de un arma de fuego.

Más temprano, se informó que detectives detuvieron al individuo en la noche del jueves en Brooklyn y esta mañana lo entrevistaron como persona de interés.

ABC7 reporta que, según la policía, una correa distintiva de la marca Guess y una tarjeta de transferencia electrónica de beneficios (EBT) llevaron al arresto del hombre que presuntamente le disparó fatalmente a la joven empleada.

Glynn trabajó en el mismo Burger King en algún momento del pasado, aunque no se cree que conociera a su víctima.

La policía de Nueva York ofrecía $10,000 de recompensa por información sobre el caso, mientras el magnate y dueño de supermercados, John Catsimatidis, ofreció otros $10,000.

La información de un posible arresto por la muerte de la joven de 19 años se dio en medio de una vigilia a las afueras del Burger King, donde Bayron Nieves laboraba cuando se suscitó el incidente.

“Eso no la traerá de vuelta, pero da un poco de alivio y poco a poco vamos a estar recogiendo los pedazos, para fortalecer a nuestra familia nuevamente”, dijo Shiming Nieves, prima de la víctima, a NBC New York, sobre el posible arresto de un sospechoso.

El robo se registró a las 12:47 a.m. del domingo. Un vídeo difundido por las autoridades muestra al autor del robo, vestido completamente de negro y con una máscara del mismo color tapando su rostro.

Bayron Nieves, quien apenas llevaba trabajando unas semanas en ese lugar, fue llevada a un hospital, donde fue declarada su muerte poco tiempo después.

La familia de la joven, incluida su madre, se reunió el domingo en las afueras del restaurante para llevar flores y pedir la cooperación de la ciudadanía.

💬Ver comentarios