Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, sale del Despacho Oval luego de sostener una reunión con el presidente Donald Trump. (AP / Manuel Balce Ceneta)
El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, sale del Despacho Oval luego de sostener una reunión con el presidente Donald Trump. (AP / Manuel Balce Ceneta)

Washington - El presidente Donald Trump advirtió hoy al ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, de que Rusia no debería interferir en las elecciones de 2020, mientras Moscú insistía en que nunca lo hizo en los comicios de 2016, como aseguran los servicios de inteligencia.

Trump recibió a Lavrov en el Despacho Oval a puerta cerrada para revisar el estado de las relaciones bilaterales, y la Casa Blanca informó después en un comunicado el contenido de la reunión.

"El presidente Trump advirtió contra cualquier intento de Rusia de interferir en las elecciones de los Estados Unidos y urgió a Rusia a resolver el conflicto con Ucrania", indicó la Casa Blanca.

Las agencias de inteligencia concluyeron hace tres años que Rusia interfirió en las elecciones de 2016 para potenciar las opciones de Trump, algo que corroboró el fiscal especial Robert Mueller en el informe que presentó este año tras una larga investigación.

Sin embargo, el presidente Trump ha adoptado posturas contradictorias respecto a la presunta injerencia rusa y ha puesto en duda que su homólogo ruso, Vladímir Putin, estuviera detrás de cualquier intento de interferir en ese proceso electoral.

Lavrov insistió hoy, durante una rueda de prensa con el secretario de Estado, Mike Pompeo, en que "las especulaciones sobre la presunta interferencia" rusa "no tienen fundamento".

"Nadie nos ha enseñado pruebas al respecto porque, simplemente, no existen", afirmó Lavrov en la rueda de prensa, que se produjo antes de su reunión con Trump.

La visita de Lavrov a Washington es la primera que el ministro ruso realiza desde 2017, cuando también se reunió con Trump en la Casa Blanca.

Trump comunicó, además, hoy a Lavrov su apoyo "a un sistema de control de armas global eficaz, que incluya no solo a Rusia, sino también a China", según la Casa Blanca.

El ministro ruso planificaba plantearle a Trump su preocupación sobre la falta de respuesta de Washington a su propuesta de prorrogar el tratado START III, que limita el armamento estratégico ofensivo y que expira en 2021.

Sin embargo, la Casa Blanca no aclaró si ese tema estuvo en la agenda, ni cuál fue la respuesta de Trump.

El mandatario urgió además a Rusia a "apoyar los esfuerzos de EE.UU. para evitar que Irán desarrolle armas nucleares y asegure la desnuclearización de Corea del Norte", y confió en que la relación bilateral con Moscú mejore para "que aumente el comercio" con Estados Unidos.