Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La inmigrante hondureña Vicky Chávez celebra su libertad después de salir de la Primera Iglesia Unitaria por primera vez en 1,168 días. (The Associated Press)

Salt Lake City, Utah — Después de vivir más de tres años en una iglesia de Salt Lake City para evitar ser deportada, la inmigrante hondureña Vicky Chávez salió del templo el jueves con lágrimas en los ojos mientras feligreses y amigos la ovacionaban y celebraban su nueva libertad.

💬Ver comentarios