Los municipios pagarán la totalidad de lo adeudado de marzo a agosto hasta un tope de $1,100 mensuales por residencia. (Shutterstock)

Los municipios de Ponce y Caguas le seguirán los pasos a Bayamón, Canóvanas y Toa Alta al establecer programas para el pago de moratorias a hipotecas a causa de la pérdida total o parcial de ingresos producto de la pandemia de COVID-19.

Mientras, en el Municipio de San Juan -aunque la alcaldesa Carmen Yulín Cruz reconoció que tiene la capacidad económica para pagar por los atrasos en las hipotecas- se optó por usar el dinero del CARES Act para costear el sistema de pruebas para detectar la enfermedad.

“Nosotros estamos destinando el dinero para el sistema de salud, siendo el único municipio con un sistema de salud completo. Número dos, estamos explorando la posibilidad de que con otros fondos se pueda hacer (pagar las moratorias) para otro mercado, que son las personas que no tienen ningún alivio, los que viven alquilados”, dijo la alcaldesa, que mantiene un servicarro en Río Piedras para hacer pruebas para detectar coronavirus.

Cruz detalló que el 5 de octubre el municipio recibió $4. 8 millones de fondos de CARES ACT y los invirtieron en la compra de mascarillas para todo el sistema de salud y los empleados públicos como los policías y los que limpian las vías públicas. Además, Cruz precisó que con el dinero del CARES Act también compraron alrededor de 20 vehículos para Obras Públicas municipal “porque me preocupaba que hubiese tanto hacinamiento en la transportación”.

Entretanto, con $2.5 millones también de fondos CARES Act, el Municipio de Caguas cubrirá el pago de moratorias en hipotecas para sus residentes.

“El programa preliminarmente está diseñado para un tope de pago de $1,110 (mensual), pero eso podría estar sujeto a cambio dependiendo de la información que se reciba para poder dar la mayor participación a la gente”, dijo Víctor Coreano, secretario de administración del municipio.

“Los pagos se van a hacer retroactivos. A marzo, desde que empezó la situación de la pandemia. Es decir, desde lo que se haya acumulado en deudas desde marzo hasta diciembre de 2020”, aclaró, por su parte, la directora del Departamento de Vivienda del Municipio de Caguas, Clara Cruz.

En el caso del municipio de Ponce, Candy León, directora de Planificación y Desarrollo del ayuntamiento dijo que cuentan con $2 millones fondos de CARES Act para el programa.

Precisó que cubrirán el pago de hipoteca en moratorias de marzo a agosto de este año.

“Esto les dará la oportunidad a miles de familias de mantener su hogar. La persona puede tener hasta un máximo de $1,100 en atrasos de hipoteca y se le cubrirían seis meses de esos pagos”, destacó.

Toda persona que solicite beneficiarse de estos programa, independientemente de cuál sea el municipio, debe residir en ese pueblo, ser el propietario de la residencia, vivir en la misma y tener una reducción total o parcial de sus ingresos. Además, el beneficiario no debe haber recibido otra ayuda federal para el mismo propósito.