Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Una propiedad afectada en la playa Córcega de Rincón.
Una propiedad afectada en la playa Córcega de Rincón. (Juan Luis Martínez Pérez)

RIO GRANDE.- El gobernador Pedro Pierluisi no lució inclinado a tomar algún rol protagónico o emitir las órdenes que sean necesarias al Departamento de Recursos Naturales (DRNA) para que finalmente se remueven escombros de playas, como es el caso de Córcega, en Rincón, donde el paso en la playa es interrumpido por múltiples residencias y edificios que han colapsado a través de los años por la erosión y la destrucción provocada por el huracán María.

💬Ver comentarios