Enrique Volckers, jefe de Tecnología e Innovación.
Enrique Volckers, jefe de Tecnología e Innovación. (Vanessa Serra Diaz)

Pese a que fue un asunto que provocó que no fuese confirmado por la Legislatura, el director del Servicio de Tecnología e Innovación de Puerto Rico (Prits, por sus siglas en inglés), Enrique Völckers Nin, otorgó un segundo contrato a una persona que formó parte del equipo de trabajo de una compañía privada que fundó llamada Tercer Piso.

En entrevista con El Nuevo Día, Völckers Nin se mostró confiado en que el nuevo contrato no sea un escollo para su confirmación, aún pendiente en el Senado. Sostuvo que era necesario el nuevo acuerdo para dar continuidad al proyecto llamado IDEAL.

“No entiendo que deba tener problemas, inclusive todos los temas relacionados con esa contratación se aclararon de forma pública y también de forma directa con los senadores. Establecimos la necesidad de la contratación particularmente con la agilidad de servicios que vamos a provocar para beneficio del ciudadano”, afirmó.

Völckers Nin fundó, en 2006, la empresa Tercer Piso, dedicada a ofrecer servicios de informática y tecnología. En esa compañía, Juan Manuel Aguiar González era el ingeniero de programas (software), Nannette Martínez era directora digital y Michelle Cabiya fungía como directora de proyectos.

El trío trabaja ahora con Völckers Nin en Prits. Martínez es subdirectora y principal oficial de tecnología. Mientras, Cabiya tiene un contrato por $48,000 como directora de proyectos, que estuvo vigente del 1 de febrero hasta el 30 de junio -es decir, a razón de $9,600 por mes-, según el registro de contratos de la Oficina del Contralor.

Aguiar González, entretanto, mediante la empresa Code Dog Technology Group LLC -creada el 13 de diciembre de 2020- recibió un contrato de Prits, el pasado 10 de marzo, por una cuantía de $896,300 -con vigencia hasta el pasado 30 de junio- para proveer los servicios de informática. Con ese contrato, la empresa tendría la tarea de hacer el análisis, evaluación, desarrollo, implementación de la Plataforma IDEAL y de la Configuración en “Azure Virtual Network” . Esa plataforma pretende unificar servicios del gobierno de manera virtual. Se trata de documentos que se le piden al ciudadano, son provistos por varias agencias y la plataforma unificará todo el proceso.

En ese entonces, luego de ser confrontado con el contrato, Völckers Nin rechazó haber incurrido en favoritismo o en un conflicto de interés.

Pero las contrataciones le causaron problemas ante la Comisión de Nombramientos del Senado, que además halló que Völckers Nin tenía problemas con sus planillas sobre contribución de ingresos. El funcionario reveló a El Nuevo Día que su planilla sobre contribución de ingresos correspondiente al año contributivo 2017 no fue radicada a tiempo y debió hacerlo de manera tardía, lo que, a su juicio, no era impedimento para su confirmación en el Senado. Pero ese cuerpo legislativo, supo este medio, halló más problemas en los documentos.

Las planillas entregadas por Völckers Nin al Senado reportaron ingresos anuales de $10,000, por lo que no tuvo que pagar al Estado, mientras que la planilla correspondiente al 2017 entregada a la Cámara alta no era suya, sino de su esposa, supo este medio.

El mismo día en que concluía la sesión legislativa el gobernador Pedro Pierluisi retiró el nombramiento de Völckers Nin. Inmediatamente después, el primer ejecutivo volvió a nominarlo al cargo.

Asimismo, el 30 de junio, el mismo día que concluyó la sesión legislativa, Völckers Nin recibió una propuesta de la empresa Code Dog, creada tres días después de su nominación, titulada “IDEAL Development & Service Proposal” para continuar con la implementación de la Plataforma IDEAL.

Una vez recibida la propuesta, concedió un contrato a Code Dog con efectividad del 10 de agosto al 31 de diciembre de este año por $755,000. Es decir, cinco meses después de que PRITS le concediera a la empresa de Aguiar González un contrato por $896,300. Ese contrato finalizó el pasado 30 de junio, el mismo día que Code Dog presenta a PRITS la propuesta para crear la plataforma IDEAL.

Empleado no, colaboración sí

Völckers Nin dijo que Aguiar González no fue empleado suyo sino que ambos colaboraron en un consorcio en el que sometieron una propuesta al gobierno. Pero en la página digital de la empresa Tercer Piso el contratista apareció como uno de sus empleados. Igualmente, dijo que el trío de personas que hoy trabaja para PRITS eran miembros del consorcio que creó y no sus empleados.

“Él (Aguiar González) no aparecía como mi empleado sino que con el consorcio que creamos mostrábamos quiénes ofrecían el servicio, todos los profesionales que nos juntamos para dar ese servicio que fue a la Compañía de Turismo. Y eso no se dio”, dijo.

“Reitero que Juan Aguiar nunca fue mi empleado ni mío personal ni de mi empresa”, aseveró.

Agregó que las lagunas y dudas que había respecto a sus planillas sobre ingresos “se aclaró”.

“Todo ese se aclaró. Yo estuve de reunión en reunión con todos los senadores. Se sometió un documento juramentado por este servidor hablando del detalle de las planillas y todo se aclaró. Me reuní con el senador (Juan) Zaragoza para explicarle todo el proceso y él salió muy satisfecho”, sostuvo.

Dijo que está a la expectativa de que la Legislatura lo cite a comparecer a vistas públicas, aunque no pudo dar certeza de que las habrá.

“Todavía no he sido citado de forma oficial. Yo estoy más que listo y preparado”, indicó Völckers Nin.

El funcionario dijo estar confiado en que será confirmado por el Senado.

“Estoy confiado de que no va a haber ningún problema con la confirmación. Incluso en las diferentes reuniones con los senadores estoy recibiendo mucho apoyo”, mencionó.

El contrato para continuar con la plataforma, que contiene varios errores particularmente en las fechas, establece unas tarifas por hora para los profesionales que trabajarán en el proyecto. Esas tarifas oscilan entre $95, $105, $110, $120 y $125 la hora. Pero aclara que si los servicios se ofrecen “fuera de horas laborables, como días feriados y fin de semanas, debido a situaciones especiales o en respuesta a una solicitud ejecutiva”, costarán más.

“Se facturará a razón de $140.00 por hora”, lee el contrato que contiene como anejo la propuesta presentada por Code Dog. Las tarifas son las mismas que estaban contenidas en el primer contrato que recibió Code Dog.

La secretaría de la gobernación puede dar por terminado el contrato “en cualquier momento”, dice el documento. Igualmente, cualquiera de las dos partes, con previa notificación, puede cancelarlo.

💬Ver comentarios