Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Justin Peterson, integrante de la Junta de Supervisión Fiscal nombrado por el presidente Donald Trump. (Captura de pantalla) (ELNUEVODIA.COM)

La determinación de Justin Peterson, el nuevo miembro de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), de abandonar el viernes una reunión pública impidiendo que el organismo fiscal pudiera tomar decisiones de política pública muestra un nuevo balance de poder ideado por la Casa Blanca que se inclina hacia los bonistas que procuran que se les pague más de la deuda pública pese a la precariedad de las finanzas del gobierno.

💬Ver comentarios