El gobernador destacó que la empresa energética tiene que cumplir con unas metas a tres años.

El gobernador Pedro Pierluisi defendió hoy, martes, la gestión de LUMA Energy en su primera semana como operador del sistema eléctrico, y atribuyó las quejas ciudadanas sobre averías y falta de servicio, entre otras, a que esos son viejos problemas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que no se solucionan en siete días.

Por lo tanto, el mandatario pidió tiempo y espacio para que el consorcio privado haga el trabajo que le fue encomendado, e insistió en que su administración fiscalizará dicha gestión.

“Lo que llevamos son siete días (con LUMA al mando). Los problemas de la Autoridad, particularmente la fragilidad de la red, vienen de años atrás”, dijo.

“Aquí, lo que yo he visto es que ayer (lunes) el 98.7% de los abonados de la Autoridad tenían su servicio y 1.3% no lo tenía… 16,500 abonados. Antes de LUMA, llegamos a tener más de 30,000 (abonados sin servicio)”, agregó en un aparte con la prensa tras participar de la conferencia de la FIBA AmeriCup Femenino 2021.

Pierluisi indicó que las métricas de desempeño sometidas por LUMA “son a tres años”, no a una semana de iniciada su gestión. Dichas métricas incluyen, por ejemplo, reducir por 30% las interrupciones en el servicio y que la duración de esas interrupciones sea 40% menos que ahora.

“Claro está, lo importante es fiscalizar a LUMA para estar seguros de que cumple con todo lo que dispone su contrato (a 15 años y por $1,500 millones)”, sostuvo.

Aunque dijo ser consciente de las quejas sobre averías y falta de servicio, el mandatario afirmó que las redes sociales y algunos medios también recogen a “muchos abonados elogiando” tanto el servicio de LUMA en las oficinas comerciales como la respuesta del consorcio cuando hay reclamaciones.

“Siempre va a haber excepciones, y cada vez que nos enteramos de un sector que no tiene servicio, pues estamos exhortando a LUMA a atenderlo. Las brigadas están allá afuera… son más de 80 brigadas que tienen desplegadas. No es que hay una brigada asignada por municipio, sino que responden dependiendo de donde haya reclamación. Lo importante es que sigan haciendo su trabajo y se le dé la oportunidad de cumplir con su misión”, expuso.

“A siete días… el que piense que en siete días se van a resolver todos los problemas de la red… la reconstrucción de la red no ha comenzado”, reiteró Pierluisi.

El gobernador también dijo ser consciente de que hay alcaldes entre quienes se quejan del servicio de LUMA en su primera semana, pero alegó que “hay otros que están más que satisfechos”. “Eso varía. Puede que algunos hayan tenido situaciones y esperan que se corrija, pero lo importante es que se fiscalice y se les dé seguimiento a todas esas situaciones”, subrayó.

El alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, es uno de los que ha denunciado problemas con el servicio, hasta el punto de que la Legislatura Municipal declaró un estado de emergencia por falta de electricidad. Además, Jiménez reactivó la denominada Pepino Power Authority, creada tras el paso del huracán María, en 2017, para restablecer la red.

Frente a esto último, LUMA circuló hoy un comunicado de prensa haciendo un “llamado urgente” a las autoridades municipales y contratistas del sector privado a abstenerse de intentar operar el sistema de transmisión y distribución de forma independiente. “Intentar hacerlo no solo es ilegal, sino también peligroso y podría exponer al personal no autorizado a entrar en contacto con líneas eléctricas energizadas, lo que podría poner en riesgo vidas”, expuso el consorcio en su escrito.

💬Ver comentarios