La gobernadora Wanda Vázquez Garced en una conferencia de prensa en Guánica. (Jorge A Ramirez Portela)

La determinación de ordenar un nuevo cierre total de la economía ante el repunte de contagios de COVID-19 dependerá de cuánto la ciudadanía respete las medidas de seguridad que se han establecido para evitar la propagación del virus, sostuvo hoy la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

“El lockdown está en las manos de cada uno de los puertorriqueños”, respondió la primera ejecutiva a preguntas de la prensa.

Ya hemos dicho, una y otra vez, que la única vacuna en este momento para el COVID-19 son las mascarillas, el distanciamiento y el hand sanitizer”, señaló Vázquez Garced durante los actos en que se demolió la primera vivienda privada en ruta a la reconstrucción del municipio de Guánica, uno de los más perjudicados por los temblores registrados en enero.

Vázquez Garced indicó que confía que una determinación de este tipo no será posible y que la ciudadanía realizará el esfuerzo por utilizar la mascarilla en todo momento. “Si los puertorriqueños no ponemos de nuestra parte el lockdown lo establece el gobierno porque el pueblo no haya respondido”, señaló.

Al ser abordada sobre si reconsiderará activar el task force médico, que fue inactivado tras anunciar la orden ejecutiva vigente (OE-2020-062), Vázquez Garced sostuvo que el grupo asesor continúa colaborando con el gobierno en conjunto con el Fideicomiso de Ciencias y otros profesionales. Dijo que antes del 2 de octubre, -fecha en que vencen las directrices actuales- sostendrá una reunión con todos los integrantes para ver cuáles serán las disposiciones de la nueva orden ejecutiva.

“Pero, le digo al pueblo puertorriqueño, nuevamente, que esto es una colaboración con el público, esto es responsabilidad de todos, todos podemos poner nuestro granito de arena para que podamos mantener el COVID controlado y que ningún otro puertorriqueño fallezca”, expresó.

El martes el secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González Feliciano, advirtió sobre un nuevo cierre total si el repunte en el número de casos de COVID-19 que se registra actualmente se sostiene por las próximas semanas.

“Si los números dicen eso, eso es lo que vamos a recomendar. Aquí no hay cuestionamientos. Mi esperanza es que en el mejor de los escenarios nos mantengamos donde estamos porque está también el elemento social y la salud mental, además del económico, y la gente está cansada, está agotada y frustrada”, expresó en entrevista con El Nuevo Día.

La tasa de positividad del COVID-19 en Puerto Rico subió de 6.61% a 10.55% en el período comprendido entre el 31 de agosto al 13 de septiembre. El nivel de positividad se obtiene diciendo el número de casos positivos al virus del total de pruebas positivas y negativas obtenido en cierto período.

“Los fines de semana pueden salir a los restaurantes, pueden salir en los botes, los que tengan la dicha de tenerlo, pueden también compartir en el cine, pero tienen que hacerlo de una manera que sea responsable. De lo contrario, entonces tenemos que ir cerrando facilidades, cerrando áreas económicas que no queremos porque ya estamos bastante perjudicados”, subrayó Vázquez Garced.