Captura del video en el que se ve al senador Carmelo Ríos acompañado de dos oficiales que arrestaron a Jadiel Torres.
Captura del video en el que se ve al senador Carmelo Ríos acompañado de dos oficiales que arrestaron a Jadiel Torres. (Captura)

El portavoz alterno del Partido Nuevo Progresista (PNP), Carmelo Ríos Santiago, indicó este viernes que se querelló anoche contra un individuo que supuestamente lo amenazó y le gritó improperios mientras conversaba con el exlegislador Jorge Colberg en las inmediaciones del Capitolio.

El incidente ocurrió a eso de las 5:15 p.m. del jueves. Finalmente el hombre, identificado como Jadiel Torres, fue arrestado y, aunque Ríos tuvo interés de que fuera procesado criminalmente, no se configuraron todos los elementos dispuestos en Derecho para que así ocurriera.

“Se me acercó con un tono amenazante e intimidante y con un megáfono empezó a repartir improperios hacia mi persona y mi vida privada”, dijo Ríos a periodistas en La Fortaleza. “Claro que me siento amenazado”, agregó.

Según su relato, vídeos de seguridad del Capitolio demostrarían que luego del acercamiento inicial, el veterano senador se movió al cuartel para notificar lo ocurrido mientras invitaba a Torres a que le repitiera lo que decía por el megáfono frente al cuartel.

Según Ríos, cuando los policías le indicaron que se detuviera, Torres arrancó a correr y fue arrestado en un residencial cercano.

Ríos acudió a la fiscalía para solicitar que se presentaran cargos. Allí llegó, según dijo, a las 7;15 p.m. y el caso fue atendido a las 12:45 a.m. de hoy.

“Soy un funcionario público y un ser humano y no se justifica que esa persona lanzara palabras soeces hacia mi persona”, afirmó Ríos.

“Yo sé que en esta isla hay mucho abuso de poder y violación de derechos, pero jamás lo había vivido”, indicó, por su parte, Torres, de 26 años y quien trabaja como diseñador gráfico.

El joven contó, en entrevista con El Nuevo Día, que llegó hasta el área luego de manifestarse junto al Campamento Resistencia en el área del Condado. Sin embargo, pese a que estaba con un grupo de personas, se movilizó solo hacia el área del anexo del Senado y, mediante el uso de un megáfono, comenzó a gritar consignas contra la corrupción y contra el legislador.

“Empiezo a decir consignas, a decirle que Puerto Rico no se vende, que están desplazando a la gente, y que no se roben los chavos. Él (Carmelo Ríos) procede a entrar al cuartel que está en el Capitolio y luego sale con dos guardias. Entonces, él me hace el gesto de como que ‘Ven, ¿tú no eres guapo? Ven ahora.’ Pero yo les digo que estoy en la vía pública, que no estoy haciendo nada malo y estoy ejerciendo mi derecho a la protesta. Luego, él le da la orden a los oficiales y les dijo: ‘Llévenselo’”, expresó Torres.

“Ahí yo me hecho para atrás, porque ni siquiera me dan una explicación, pero los oficiales me agarraron, yo me salí y corrí al área de los residenciales en San Juan y los policías me interceptan en un área de San Juan. Los oficiales estaban abusando de su poder y estaban dándome en las piernas, porque y que yo los hice correr. Yo grité, porque no había nadie viendo y ahí sale gente del residencial le gritan a los oficiales ‘No le den que él no es un maleante, no es de aquí' y pues ahí ellos se calmaron” narró.

Este medio intentó obtener declaraciones de la Policía sobre lo ocurrido, pero hasta el momento no habían contestado.

Torres aseguró que tuvo que ser revisado en un Centro de Diagnóstico y Tratamiento ante los golpes en sus piernas. Dijo, además, que no le leyeron sus derechos hasta cuatro horas después de mantenerlo arrestado. No obstante, nunca supo la razón de su arresto.

“Todavía es la hora en que usted me está preguntando y no sé por qué me arrestaron. En el video se ve que yo estoy gritando con un megáfono, pero en ningún momento lo amenacé de muerte. Solo me arrestaron por hablarle malo a Carmelo Ríos, supuestamente”, sostuvo.

Sobre los supuestos insultos y amenazas del manifestante, Ríos expresó “las palabras que me dijo no te las puedo decir para récord, pero también me dijo que nadie me quería, que estaba vendiendo la patria y todas estas cosas. Yo le dije ‘Estate quieto’. Decidí no repeler las palabras de guerra e insultantes a mi persona con una agresión, sino que fui caminando, lo invité a que me siguiera y que me dijera frente al cuartel de la Policía”, defendió el legislador, quien solicitó las grabaciones de cámaras de seguridad del capitolio.

El abogado de Torres, Manuel Moraza, confirmó a este medio que el arresto se produjo luego de que el senador denunció al joven por alteración a la paz.

El fiscal Rodolfo Olmedo trabajó el caso, pero determinó que no procedía la radicación de cargos por delitos menos grave como amenaza y alteración a la paz. La determinación fue tomada debido a que en algún momento, tras el arresto de Torres, Ríos lo vio en el cuartel del Capitolio, por lo que se vició el proceso de identificación.

Tampoco procedió una solicitud de una orden de protección ya que se trató del primer evento entre Torres y Ríos.

“Ya basta. Puedes decir lo que quieras del Gobierno. Puedes hasta expresarte hacia mi persona y sobre las posiciones que yo tomo, pero no tienes el derecho de insultarme. Eso no es libertad de expresión”, dijo.

Ríos indicó que no solicitará escolta ni cambios en el Capitolio para aumentar la seguridad.

“Yo estuve como nueve horas secuestrado. A mí no me dejaron hacer la llamada, no me dejaron hablar con mi abogado, no me dejaron ir al baño, no me dieron comida”, expresó Torres.

💬Ver comentarios