Grupos feministas y de derechos humanos insisten en que la medida  debe ser frenada en la Cámara de Representantes.
Grupos feministas y de derechos humanos insisten en que la medida debe ser frenada en la Cámara de Representantes. (Xavier J. Araújo Berríos)

El abanico de posibilidades, en la Cámara de Representantes, respecto al trámite que se le dará al proyecto de ley que restringe el aborto es tan grande que la pieza legislativa, incluso, pudiera ser atendida por la vía del descargue y sin vistas públicas tan pronto como hoy, advirtió el presidente de ese cuerpo legislativo, Rafael “Tatito” Hernández Montañez.

La decisión sobre el Proyecto del Senado 693 la tomará el caucus del Partido Popular Democrático (PPD) luego de recibir una presentación de los asesores del presidente cameral y otra del propio Hernández Montañez hoy al mediodía. Lo que el líder legislativo puede decir con certeza es que desconoce si la medida tiene o no los votos para ser aprobada.

“Mañana (hoy), sabemos si hay interés del caucus en atender esto o no. Hay personas que tienen una visión clara sobre su fe y que no quieren que se atienda esta medida. Está todo sobre la mesa”, indicó.

La posibilidad de una votación inminente en la Cámara de Representantes choca con el reclamo de grupos que ayer, tras la aprobación del proyecto en el Senado, reiteraron su rechazo a la medida e insistieron en la necesidad de que se amplíe y extienda la evaluación de la pieza.

Si los representantes populares deciden hoy que la medida debe ser analizada en vistas públicas, estaría en manos de la Comisión de lo Jurídico, que preside el representante Orlando Aponte Rosario.

Temprano ayer, antes de las expresiones del líder cameral, Aponte Rosario había dicho que el proyecto 693 no se atendería “con prisa”.

Al preguntársele a Hernández Montañez por qué la Comisión de Asuntos de la Mujer no tiene jurisdicción en el asunto, comentó que quiere que sea un análisis “jurídico y ponderado”.

El presidente cameral ha dicho que existe un acuerdo entre los miembros de su delegación de que el voto en medidas “controversiales” como esta sea libre, entiéndase que no se apruebe lo que se conoce como una regla de caucus que obligue a todos sus integrantes a votar de la misma forma.

“Yo respeto el derecho de las mujeres, el derecho a la vida, y el caso ‘leading’ de Roe vs. Wade es un caso importantísimo en la historia jurídica de los derechos de las mujeres”, dijo Hernández Montañez en marzo. “Tengo que verlo (el proyecto), y lo que es la norma siempre ha sido no ser tan rígido, y no olvidemos casos de mujeres violadas o que no han sido atendidas a tiempo. Quiero verlo con calma”.

La representante Jocelyne Rodríguez Negrón, presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer, dijo que no tenía la intención de reclamar participación. “Voy a participar como cualquier legisladora, y todos los legisladores estamos pendientes de esa medida”, indicó.

Rodríguez Negrón rechazó que la Cámara, como institución, luzca mal al dejar fuera del análisis de un proyecto sobre el aborto a la Comisión de Asuntos de la Mujer. “No tiene por qué lucir mal. Es un proceso que tiene que ver con familia”, sostuvo, al indicar que entiende que cada mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo.

“Pero creo que nadie tiene derecho a quitarle la vida o eliminar la vida que dio Dios”, opinó.

La pieza legislativa, que prohíbe los abortos pasadas las 22 semanas de gestación, fue aprobada la noche del martes en el Senado con 16 votos a favor, nueve en contra y la abstención de Nitza Morán. La versión ratificada incluyó enmiendas de última hora. Se ausentó la senadora popular Gretchen Hau, quien evitó a toda costa expresarse sobre la medida tras votar a favor del primer informe positivo. Hau no votó en el segundo informe positivo ni en el informe negativo de la Comisión de Asuntos de la Mujer.

El caucus del PPD en la Cámara se reunirá hoy para decidir el futuro del Proyecto del Senado 693.
El caucus del PPD en la Cámara se reunirá hoy para decidir el futuro del Proyecto del Senado 693. (Xavier J. Araújo Berríos)

Las excepciones a las terminaciones de embarazo que dispone la medida enmendada son aquellas “en protección de la vida de la madre por causa de emergencia médica, por anomalía fetal incompatible con la vida y por determinación médica de inviabilidad fetal”.

Si la pieza se llevara a vistas públicas en la Cámara, sería a partir de agosto. “Ha habido un diálogo sobre el asunto en un caucus hace un tiempo”, dijo Aponte Rosario.

“Hay otras prioridades para los miembros del caucus nuestro. Hay medidas de más prioridad, y creo que sienten que no hay una urgencia o un estado de emergencia con relación al asunto de los abortos. Es como una medida que debería esperar a tener una evaluación más amplia. No ven que haya una crisis que requiera una atención de emergencia”, añadió.

La representante de Movimento Victoria Ciudadana (MVC), Mariana Nogales Molinelli, indicó que ella entendía que el proyecto sería referido a la Comisión de Asuntos de la Mujer. “Pero he escuchado expresiones de los representantes de que no es prioridad y, para mí, eso sería lo mejor”, sostuvo.

Gobernador no anticipa su posición

Mientras, al ser preguntado ayer sobre el avance del proyecto del Senado, el gobernador Pedro Pierluisi evitó anticipar cuál sería su proceder de llegar la pieza legislativa a su escritorio.

Yo no voy a adelantar criterio. En su momento, le voy a pedir el asesoramiento a los jefes de las agencias; es decir, al secretario de Justicia, de Salud, entre otros. Y a base de ese asesoramiento, así como el de mi equipo en La Fortaleza, tomaré mi decisión”, expresó el mandatario al salir de una conferencia de prensa en Fajardo.

Pierluisi estuvo acompañado en el evento por el secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, quien, durante el proceso de vistas públicas en la Cámara alta, se expresó en oposición a la medida. Ayer, el funcionario reiteró sus reparos.

“Todavía no he visto el proyecto aprobado. Soy sincero y me dejo llevar por lo que dicen los ginecólogos, específicamente con los del Hospital Universitario, con quienes tuve reuniones, y ellos tienen unas preocupaciones que yo las traje cuando tuve la vista”, sostuvo.

Reiteran llamado en contra del proyecto

A solo días de que culmine la sesión legislativa, diversos grupos se unieron ayer para reafirmar su oposición al proyecto 693, que, según expertos y expertas, atenta contra la vida de las mujeres y las personas gestantes en Puerto Rico, y reclamaron un proceso de discusión amplio e inclusivo.

“Este cuatrienio ha sido un ataque directo a los derechos de las mujeres”, comentó Enid Pérez Rodríguez, coordinadora de Política Pública de Proyecto Matria, en entrevista con este medio.

El memorando de Proyecto Matria fue uno de los más de una veintena en rechazo a la pieza que el Senado no le dio peso, entre ellos los del Departamento de Salud, el Departamento de Justicia, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) y el Colegio de Médicos Cirujanos.

“Con estos grupos conservadores y fundamentalistas, nuestros derechos van a estar en ataque constantemente, así que las mujeres tenemos que seguir unidas, luchando, porque se mantengan los derechos adquiridos por la lucha de otras mujeres”, arguyó.

La portavoz de Proyecto Matria pidió a la Cámara que lleve un proceso objetivo de evaluación de la medida. En la Comisión de Asuntos de Vida y Familia, que preside la senadora Joanne Rodríguez Veve, se hicieron cuatro vistas públicas, pero, según la activista feminista Josefina Pantoja, solo en respuesta a la presión pública. “Pienso que, desde el principio, la intención era aprobarlo (el P.S. 693) a como dé lugar”, señaló en entrevista telefónica con este medio. “Es una legislación para imponer un criterio ideológico-religioso, pero principalmente ideológico”.

En cuanto a su llamado a los miembros de la Cámara, que ahora evaluarán la medida, la también presidenta de la Comisión de la Mujer del Colegio de Abogados y Abogadas pidió que escuchen a las personas expertas en el área de la ciencia, la medicina y el derecho, así como a las mujeres y las personas gestantes.

Mientras, Stephanie Vega Flores, de la Junta de Directores de Profamilias, reiteró que el proyecto de ley carece de base científica y “representaría una amenaza a la salud pública”. “Es importante recalcar que el proceso legislativo aún no ha culminado. Queda camino por recorrer y esperamos que todos/as los legisladores/as de la Cámara asuman una posición correcta y contundente en rechazar este y cualquier otro proyecto que represente un retroceso a los derechos adquiridos de las mujeres y personas con capacidad de gestar”, concluyó por escrito.

Adriana Díaz Tirado contribuyó en esta historia.

💬Ver comentarios