Javier Aponte Dalmau (sentado), senador por el distrito de Carolina. (TERESA CANINO RIVERA)

El senador por el distrito de Carolina y portavoz del Partido Popular Democrático (PPD), Javier Aponte Dalmau, radicó el Proyecto del Senado 200 con el que pretende eliminar la práctica que describió como “las dinastías municipales”.

“La Ley de Municipios Autónomos reconocía originalmente un proceso de asamblea cuando surgía una vacante de alcalde. Posteriormente, la Ley se enmendó para que se establecieran procesos de primarias con ciertas limitaciones. Sin embargo, esa disposición fue derogada por la pasada administración para atornillar a algunos alcaldes cuya filosofía ha sido dejar a sus hijos para supuestamente continuar su legado, perpetuando la hegemonía y el control que tienen sobre los destinos de sus municipios”, destacó Aponte Dalmau en declaraciones escritas.

El portavoz senatorial explicó que luego de la aprobación del Código Municipal se pretendió corregir esta situación, al estipular claramente que si la vacante en el cargo de alcalde ocurre en años donde no se celebren elecciones generales, siempre tendrá que celebrarse una primaria de pueblo entre los afiliados del partido en el que surge la vacante. Sin embargo, la referida ley no impulsó un esquema similar cuando la vacante en el cargo ocurre en un año electoral o que el alcalde electo tome posesión y deje el cargo dejando así la puerta abierta para que se continúen con estas dinastías.

“El estado de derecho actual es antidemocrático y completamente anacrónico en los momentos que vivimos. No tenemos problemas en que un familiar, allegado o quienquiera pretenda ocupar la poltrona municipal una vez surja la vacante, pero tiene que ser respetando el ejercicio del derecho al voto que es la base fundamental de nuestro sistema democrático y es a través del cual se expresa la verdadera voluntad del pueblo”, añadió el senador.

El proyecto extiende de 30 días a 90 el plazo que tiene un partido para llenar una vacante -por elección especial- de un alcalde en año no electoral. En el caso de una vacante en el año electoral, dispone que si esta ocurre dentro del periodo de seis meses antes de las primarias, la Asamblea Municipal -y no una Asamblea de Delegados como ocurre actualmente- seleccionará un sustituto interino hasta que se celebre la primaria, o sea, una elección de pueblo.

En el caso de que la vacante ocurra dentro de cuatro meses antes de las elecciones, la Asamblea Municipal tendrá 15 días para llenar la vacante hasta que se celebre la elección general.

De otra parte, Aponte Dalmau también presentó el Proyecto del Senado 201 para realizar otras enmiendas al Código Municipal en torno a la delegación de funciones a las Asambleas Municipales para que puedan aprobar e imponer sanciones penales por violación a las ordenanzas y resoluciones municipales.

“El hecho de que las Asambleas Municipales puedan aprobar sanciones penales en sus ordenanzas es transferir erróneamente una competencia de la Asamblea Legislativa estatal. La delegación de poderes a los municipios debe tomar en consideración la uniformidad, velar por la economía procesal y evitar la duplicidad de mecanismos fiscalizadores. Por eso estoy promoviendo estas enmiendas, para que las legislaturas municipales puedan legislar sanciones administrativas y no sanciones penales que nos corresponde legislar a nosotros”, expresó el senador de distrito.

💬Ver comentarios