El representante popular Javier Aponte Dalmau.
El representante popular Javier Aponte Dalmau. (GFR Media)

El senador popular Javier Aponte Dalmau confirmó esta mañana que el expreresentante y exconvicto Fernando Tonos no trabajará en su oficia como asesor legislativo, tras ayer haber anunciado su contratación a razón de $6,000 al mes.

Tonos fue convicto por corrupción en 1995 por un esquema de empleados fantasmas.

Aponte Dalmau indicó inicialmente que Tonos trabajaría como empleado de su oficina, pero hoy aclaró que la intención era que fuese contratista.

“Me dijo que bajo esas circunstancias él no está dispuesto a ir a crear un problema ni a mi ni al presidente ni al Senado. Tenía una ilusión de volver a la Asamblea Legislativa a asesorarme en el proceso parlamentario, pero así no”, dijo Aponte Dalmau a El Nuevo Día.

El senador popular indicó que ayer habló con el presidente del Senado, José Luis Dalmau, sobre el rol de Tonos en su oficina. Aponte Dalmau indicó que el presidente senatorial catalogó como “injusta” la reacción al regreso de Tonos.

“No es que lo avalara... esta persona se rehabilitó e hizo un trabajo en la comunidad. El propio senador José Vargas Vidot lo reconoce”, dijo Aponte Dalmau al catalogar la reacción de la ciudadanía en torno a la figura de Tonos como “diversa”.

“Hay personas que lo conocen y saben lo que puede continuar aportando y la experiencia que tiene y hay personas que entienden que esto fue... a mi juicio esto fue injusto”, dijo.

Aponte Dalmau señaló que la planificada contratación de Tonos fue consultada con el texto del Código Anticorrupción.