José Bernardo Márquez y Mariana Nogales. (Ramón “Tonito” Zayas)

El representante por Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), José Bernardo Márquez, acusó esta mañana al presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, de condicionar la otorgación de presidencias de comisiones a representantes de MVC a cambio de que ambos votaran a favor de él para ser presidente.

Inmediatamente, Hernández Montañez rechazó el planteamiento de Márquez en entrevista con El Nuevo Día.

Márquez, por un lado, señaló que Henández Montañez, en dos ocasiones y en reuniones con él y con su compañera de delegación, Mariana Nogales Molinelli, condicionó las presidencias de las comisiones de Cooperativismo (en el caso de Márquez) y la de la Auditoría de la Deuda (en el caso de Nogales Molinelli) a cambio de sus votos.

“Fue una dinámica partidista tradicional y no hubo un diálogo democrático”, dijo Márquez al describir las conversaciones con Hernández Montañez. “Ni la compañera Nogales ni yo rechazamos presidir comisiones. Lo que rechazamos fue que la presidencia de una comisión estuviera condicionada al voto por el presidente de la Cámara”.

¿Cuál fue el acercamiento de Tatito Hernández?, se le preguntó.

“Tuvimos varias reuniones en las pasadas semanas con Tatito y yo por mi cuenta con él y discutimos muchos asuntos... ahí se discutió el tema de la presidencia y nosotros hemos sido consistentes desde el principio de que nuestro enfoque son temas de política pública y ciertas causas, no el acomodo en determinados puestos, pero eso no significa que no estemos disponibles para presidir comisiones y levantar legislación que sea necesaria para el país”, dijo Márquez.

“El mensaje que recibimos fue que la presidencia de una comisión no se iba a dar en la medida en que no estuviéramos dispuestos a votar por la delegación mayoritaria y por la presidencia”, agregó Márquez al sostener que todavía está disponible para presidir una comisión. “Él abrió la posibilidad de que yo liderara la de Cooperativismo y Nogales la de Auditoría de la Deuda, pero la pregunta subsiguiente fue si eso estaba condicionado a un voto por la presidencia y la respuesta de él fue que sí”.

En el Senado, el presidente José Luis Dalmau Santiago se ha reunido, ya asegurada la presidencia, con miembros de las minorías para la posibilidad de que presidan las comisiones. Así ha ocurrido con el senador del Partido Nuevo Progresista (PNP), Henry Neumann; el independiente José Vargas Vidot; Joanne Rodríguez Veve, de Proyecto Dignidad; y Ana Irma Rivera Lassén, de MVC.

Responde Hernández Montañez

El presidente de la Cámara reiteró que las conversaciones que sostuvo con Nogales Molinelli y con Márquez no fueron negociaciones y señaló que solo les indicó que debían participar del proceso de selección del liderato, que incluye escoger presidente legislativo.

“En las dos ocasiones les dije que esto no era una negociación. Ellos tienen una asignación de presupuesto por uno ser portavoz”, dijo Hernández Montañez al señalar que la presidencia de comisiones no implicaría un aumento en el salario de Márquez ni de Nogales Molinelli. “Les dije bien claro a ellos que para poder tener buena fe con todos los miembros de la Asamblea legislativa, que fueran parte de las soluciones y que debían participar del proceso de selección del liderato”.

“Pero nunca hablé que votaran por Tatito Hernández. No necesitaba los votos de ellos y se los dije dos veces”, dijo Hernández Montañez, quien podía ser seleccionado presidente solamente con los 26 votos de la delegación popular. En cambio, recibió el voto de la delegación penepé y de Lisie Janet Burgos de Proyecto Dignidad. Hernández Montañez describió ese respaldo de las minorías como un “acto de buena fe”.

El presidente de la Cámara, al insistir en que las minorías parlamentarias representan el 66% del país, indicó que el exlegislador Manuel Natal, quien aspiró a la alcaldía de San Juan por MVC, fue testigo en una de las conversaciones con los legisladores de la colectividad y puede dar fue de lo que señaló.

Hernández Montañez sí dijo que la delegación popular acordó en diciembre que los legisladores de minoría participaran del proceso de selección del presidente. La excepción fue Denis Márquez, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), que ha reiterado que la posición institucional de su colectividad ha sido no participar de la selección del liderato legislativo.

“¿Cómo vamos a premiar a alguien que ni siquiera reconoce el liderato?”, argumentó Hernández Montañez al asegurar que solo se refería a la participación de la votación por la presidencia.