Rafael "Tatito" Hernández Montañez, presidente de la Cámara de Representantes. (Ramón "Tonito" Zayas)

La Fortaleza denegó hoy una petición que hiciera el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, para que se vacunaran contra el COVID-19 empleados del cuerpo legislativo, comenzando por los mayores de 65 años.

“La prioridad del Gobierno en cuanto a vacunación sigue siendo la población más vulnerable, que son nuestros adultos mayores de 65 años en adelante, adicional a eso continuamos vacunando al personal educativo y nuestros primeros respondedores. Eso no va a cambiar hasta tanto no aumenten la cantidad de vacunas que estamos recibiendo”, sostuvo la portavoz de La Fortaleza, Sheila Angleró.

La petición la hizo Hernández Montañez el viernes, un día después de que se reportara un caso positivo a COVID-19 que provocó la cancelación de una sesión legislativa y el que una veintena de empleados, incluyendo cinco legisladores, entraran en un periodo de cuarentena. Hoy al mediodía, en una videoconferencia, Hernández Montañez dijo que la petición era a favor de los empleados de 65 años o más y que perseguía que se instalara un centro de vacunación en el distrito capitolino.

En la carta a Pierluisi, el líder cameral sostiene que, como parte de una de las ramas del gobierno, la Cámara no puede estar expuesta a detener sus trabajos, lo que a su vez provocaría un desbalance de poderes.

La petición concreta de Hernández Montañez, fue que el Ejecutivo iniciara “a la brevedad posible” un proceso de vacunación “a nuestros empleados”, pero comenzando por empleados mayores de 65 años “y aquellos que presentan condiciones crónicas de salud”.

Más adelante en la carta, el líder popular indica que desearía que estos mayores de 65 años fueran “los primeros en ser atendidos” y, casi al final de la carta, señala que deben ser vacunados “todos los empleados que laboran en nuestras dependencias”.

💬Ver comentarios