Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado. (Ramón "Tonito" Zayas)

De los 79 nombramientos sometidos por la gobernadora Wanda Vázquez Garced para ser evaluados por la Asamblea Legislativa, el Senado derrotó el miércoles la designación del licenciado Wilson R. González Antongiorgi para un nueva término como fiscal de distrito y del también abogado, Ángel M. Candelas Rodríguez, como juez superior del Tribunal de Primera Instancia.

Ambas designaciones se atendieron sin ser discutidas y sin la presentación de un informe, ya sea a favor o en contra, de la Comisión de Nombramientos. “Los que estén a favor dirán que sí”, repitió en tres ocasiones el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, con cada uno de los nombramientos. Todas las veces reinó el silencio.

El portavoz del Partido Popular Democrático (PPD), Eduardo Bhatia, cuestionó el proceder del Senado justo antes de bajarlo a votación. “No podemos votar a favor de un nominado si no sabemos ni quién es”, dijo al solicitar infructuosamente tiempo adicional para atender ambas designaciones.

“Si vamos a votar por los nombramientos hoy, cuando hemos sido notificados hoy, no hemos tenido el tiempo suficiente para simplemete hacer una investigación sencilla", agregó el líder de la Pava.

Según reportes de prensa, en agosto del 2015 el Tribunal Supremo ordenó investigar las alegaciones esbozadas en una querella ética que presentó Christian Serrano Chang contra el fiscal González Antongiorgi.

Ese año, más temprano, Serrano Chang -a quien se le imputaba el asesinato de su hijastro- presentó una querella ética contra el fiscal por supuestamente violar seis cánones de ética de la abogacía y había solicitado el desaforo del fiscal de Distrito de Arecibo.

Posteriormente, el Tribunal Supremo archivó la queja.

Rivera Schatz adelantó que otros nombres sometidos por Vázquez Garced no cuentan con el aval para ser confirmados. “Vamos a informarle a la gobernadora que los retire o en la próxima sesión, pues dispondremos de ellos”, subrayó.

De hecho, Rivera Schatz no descartó ayer la posibilidad de que el Senado se autoconvoque para atender el nombramiento en receso del secretario del departamento de Estado, Raúl Márquez Hernández. “Nos reservamos el derecho de autoconvocarnos”, expresó.