Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

"Tenemos que pensar en planes de emergencias para los 365 días del año" aseguró Carlos Acevedo, director interino de NMEAD

La experiencia del huracán María ha dictado que la salvación en momentos de una emergencia “es individual”, sostuvo el director interino del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Carlos Acevedo.

Cada cual tiene que preparar un plan donde pueda subsistir 10 días, no solo para huracanes. Tenemos que pensar en planes de emergencias para los 365 días del año”, puntualizó el oficial al resumir las nuevas medidas que se le requerirán a los residentes de Puerto Rico de cara a esta nueva temporada de huracanes 2018, la cual inicia el 1 de junio.

El llamado de Acevedo surge luego de que se diseñara un nuevo plan de emergencias en el que se afirma que los individuos estarán 10 días sin ninguna ayuda gubernamental, de los municipios o de cualquier otro ente.

Es que la nueva realidad, tras la devastación causada por el ciclón María, dicta que “si usted quiere parar un huracán, pasar un terremoto, comer, tomar agua, tiene que hacerlo usted… Usted tiene que prepararse para subsistir solo. Tiene que prepararse para no contar con nadie. Abran los ojos y dése cuenta que la salvación es individual”, añadió el director interino del Negociado.

Ante este marco, la agencia comenzará a distribuir la próxima semana una “Guía del plan familiar” que detallará los pasos que se deben seguir para prepararse para enfrentar una emergencia. Mientras, el próximo sábado, 26 de mayo, comenzarán a realizarse unas charlas en la sede del Negociado, en Río Piedras, para que las personas diseñen su plan de emergencia.

Próximamente, también comenzarían estos talleres en las 12 regiones del Negociado, dijo.

Acevedo detalló que las personas interesadas en participar de las charlas deben comunicarse al (787) 724-0124 u oficinas regionales para separar un espacio.

Lo que queremos es ayudarlo a preparar un plan ‘friendly’, para que no tenga que pagar para tener un plan”, indicó.

¿Cómo prepararme?

En resumen, el plan individual de emergencia no estará concebido para que una persona salga corriendo a un supermercado o a una gasolinera a prepararse horas antes de que llegue un huracán.

Acevedo explicó que está concebido ante la eventualidad de que en cualquier momento a la isla la afecte un terremoto, el cual no da tiempo para prepararse.

Según comentó, las estadísticas afirman que un territorio está expuesto a sufrir un terremoto significativo entre 51 a 116 años y Puerto Rico conmemorará en octubre próximo 100 años en que no se reporta un movimiento telúrico de magnitud.

Dijo que el primer aspecto que una persona debe considerar es el riesgo que tiene la zona en la que se reside. Como ejemplo, mencionó que se debe tener en cuenta si es un lugar inundable, si hay plantas químicas cercanas, cuántos puentes se deben cruzar para poder salir y si es susceptible a deslizamientos, entre otras cosas.

Una ayuda que tiene el ciudadano son los mapas que tiene la Junta de Planificación en su portal, los cuales identifican áreas inundables y erosión costera. Próximamente, también se añadirá el riesgo de deslizamiento.

Como segundo punto, mencionó que se debe tener un plan de comunicación y un lugar de encuentro. Acevedo dijo que no se puede confiar en los teléfonos, pues el sistema colapsó durante el huracán María.

El funcionario explicó que se debe tener una lista de teléfonos, identificar a un familiar fuera de Puerto Rico que sepa que servirá como punto de referencia y un lugar a seguro a dónde llegar para encontrarse. También debe conocer cuál es el refugio que ha sido identificado el gobierno para su zona.

En caso de residir en un área susceptible a tsunami, la persona debe conocer cuál es el centro identificado por el gobierno para protegerse. Si lo desconoce, puede comunicarse a la oficina municipal o regional de Manejo de Emergencias, detalló Acevedo.

Otra de las recomendaciones destacadas por el funcionario es que se debe tener guardado 10 galones de agua potable por cada uno de los miembros de la familia. Esto significa que, si su familia está compuesta de cuatro personas, deberá tener 40 galones de agua.

Acevedo también recomendó tener preparado un baúl de comida enlatada y no perecedera.

Cómprate un baúl y cada vez que hagas compra saca un atún, una lata de salchicha, una lata de spaguetti, y hay que mantener un respeto a ese almacenamiento. Eso ahí es sagrado. Con eso no se puede contar... Y hay que ir cambiando, poner un poquito y sacando, porque eso tiene fecha de expiración”, manifestó Acevedo.

También se debe que tener un almacén de gasolina y gas para 10 días. Estos materiales, advirtió el funcionario, no deben ser guardados en zonas de calor o con otros químicos.

Asimismo, se debe tener guardado en un área accesible, preferiblemente en una mochila, linternas, baterías, silbato, guantes plásticos, medicamentos, documentos importantes y ropa cómoda.

Todo esto hay que irlo guardando poco a poco… No podemos bajar la guardia”, comentó Acevedo.


💬Ver 0 comentarios