Ciudadanos se manifiestan en el Viejo San Juan. (GFR Media)

Ante las múltiples peticiones al gobernador Ricardo Rosselló Nevares para que renuncie, tras la divulgación de un polémico chat de 889 páginas donde se discuten asuntos del gobierno en medio de mofas, insultos y estrategias de campaña, surge la interrogante de qué pasaría si el gobernador decide acatar la petición de la mayoría de su partido y los de minoría.

A continuación, resumimos qué debería ocurrir si el gobernador renuncia, basado en lo dispuesto por la Constitución de Puerto Rico y la Ley para Proveer el Orden de Sucesión y Sustitución para el Cargo de Gobernador (Ley 7 del 24 de julio de 1952).

1. La Constitución de Puerto Rico estipula que el secretario de Estado quedará al mando del país en caso de que ocurra una vacante en el cargo de Gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

“Cuando ocurra una vacante en el cargo de Gobernador producida por muerte, renuncia, destitución, incapacidad total y permanente, o por cualquier otra falta absoluta, dicho cargo pasará al Secretario de Estado, quien lo desempeñará por el resto del término y hasta que un nuevo Gobernador sea electo y tome posesión”, lee la Sección 7 del Artículo IV.

2. De este funcionario no estar disponible para ocupar por cualquier razón, la sección 7 del Artículo IV de la Constitución establece que “la ley dispondrá cuál de los Secretarios de Gobierno ocupará el cargo de Gobernador en caso de que simultáneamente quedaren vacantes los cargos de Gobernador y de Secretario de Estado”.

3. Este es el orden establecido por ley, en caso de que el secretario de Estado no pueda ocupar el puesto: secretario de Justicia; secretario de Hacienda; secretario de Educación; secretario del Trabajo y Recursos Humanos; secretario de Transportación y Obras Públicas; secretario de Desarrollo Económico y Comercio; secretario de Salud; y secretario de Agricultura.

Es decir, si Rivera Marín fungiera aún como secretario de Estado, ocuparía -por estatuto de ley- la posición de gobernador en propiedad. Sin embargo, el gobernador lo removió ayer de su puesto, por lo que la responsabilidad de la gobernación recaería en la secretaria de Justicia Wanda Vázquez.

4. En este caso, Vázquez sería gobernadora en propiedad hasta diciembre de 2020, cuando un nuevo gobernador electo, bajo proceso de elecciones generales, tome posesión.

5. Si por algún motivo Vázquez no puede ocupar el puesto, se procede con el orden de sucesión que establece la ley: Hacienda; Educación; Trabajo y Recursos Humanos; Transportación y Obras Públicas; Desarrollo Económico y Comercio; Salud; y Agricultura.

No obstante, la constitución establece como requisito para gobernar, una edad mínima de 35 años, entre otros requisitos. El secretario de Hacienda Francisco Parés, tercero en la línea de sucesión, tiene 31 años, por lo que no cumple con la disposición de ley.


💬Ver 0 comentarios