El representante Juan Oscar Morales, presidente de la Comisión de Salud, cuestionó la ausencia de un plan entre Salud, Assmca y Educación para evitar el uso de cigarrillos electrónicos en menores. (Teresa Canino )

Unos 43,456 estudiantes de escuela intermedia y superior han utilizado alguna vez en su vida cigarrillos electrónicos, según los resultados preliminares del estudio Consulta Juvenil X que realiza la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción (Assmca).

Mientras, otro dato preliminar revelado por el estudio –cuyo análisis aún no ha culminado– apunta a que unos 27,913 estudiantes menores de edad, un 14.2%, han “vapeado” cartuchos con marihuana.

“Si no tomamos acción ahora, con estos nuevos productos para el llamado vapeo, sin lugar a duda se verán amenazadas las décadas de progreso en la lucha contra el consumo de nicotina entre los más jóvenes”, advirtió ayer Juan Rivera, subadministrador de Prevención de la Assmca, en una vista pública de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes sobre los efectos a la salud que produce el uso de estos cigarrillos.

Los deponentes advirtieron que, a pesar de que algunos de estos productos establecen en sus etiquetas que no contienen nicotina, se ha encontrado que contienen este ingrediente sumamente adictivo.

La directora ejecutiva de la Asociación Puertorriqueña del Pulmón, Laura Avilés, aclaró que, contrario a lo que alegan las empresas manufactureras, el vapor que expiden estos cigarrillos pueden tener sustancias químicas e impactar adversamente al fumador pasivo. Además, rechazaron que sea un mecanismo para dejar de fumar.

Conocemos lo altamente adictiva que es la nicotina y sus efectos adversos en las mentes en desarrollo... se ha demostrado que el aumento significativo al uso de vapeo entre la juventud se atribuye a lo atractivo de los sabores de vapor aromatizado”, dijo Antonio L. Cases, director de la división de Enfermedades Crónicas del Departamento de Salud.

Cases informó que el secretario de Salud, Rafael Rodríguez, firmó una orden administrativa que les requiere a los hospitales el reporte de casos sospechosos relacionados con el vapeo. Al momento, en la isla no se han reportado casos fatales ligados con esta practica.

El presidente de la Comisión de Salud, el representante Juan Oscar Morales, cuestionó la ausencia de un plan integrado entre Salud, la Assmca y Educación para atender la situación. “Y para estar claros, la nicotina crea igual o más adicción que la cocaína”, señaló el legislador.

Cuestionó, además, la falta de fiscalización de los anuncios que se publican en internet promoviendo estos cigarrillos como mecanismo para dejar de fumar. “Quien único puede regular eso son los padres con supervisión... lo cierto es que es un mundo abierto donde no hay ningún tipo de regulación”, expuso Rivera.


💬Ver 0 comentarios