Funcionarios de Salud Ambiental están velando que los refugios cuenten con servicios básicos, como agua potable, y que los alimentos provengan de una fuente segura y estén aptos para consumo. (Jorge Ramírez Portela)

Al día de hoy, en 22 refugios establecidos tras el terremoto de magnitud 6.2 ocurrido el martes, hay preocupación del desarrollo de enfermedades infecciosas de fácil transmisión entre los miles de refugiados.

Ante esta situación, el Departamento de Salud anunció que se encuentra monitoreando los refugios y orientando a las personas sobre cómo prevenir enfermedades contagiosas en estos espacios.

En declaraciones escritas el secretario de Salud, doctor Rafael Rodríguez Mercado, informó que diariamente personal de la agencia está actualizando necesidades que surjan en los refugios, como que las personas continúen tomando sus medicamentos.

También, se indicó que funcionarios de Salud Ambiental están velando que los refugios cuenten con servicios básicos, como agua potable, y que los alimentos provengan de una fuente segura y estén aptos para consumo.

Otra iniciativa que se informó se está realizando es la asperjación de refugios, iniciativa que iniciaron ayer en el refugio de Guánica. También se está trabajando junto al Colegio de Médicos Veterinarios para orientar sobre el manejo adecuado de mascotas en los refugios.

Además de orientar y exhortar a los refugiados a vacunarse contra la influenza para evitar el contagio de esta enfermedad, cuya época pico suele surgir durante el mes de febrero, también se informó que personal del Programa de Nutrición Suplementaria para Embarazadas, Lactantes, Posparto, Infantes y Niños (WIC, por sus siglas en inglés), están visitando los refugios para identificar necesidades y brindar asistencia.

Ya nos comunicamos con el gobierno federal (Food and Nutrition Service). Si para el próximo lunes todavía los pueblos afectados por el terremoto carecen de energía eléctrica, les solicitaremos que nos autoricen la flexibilidad de alimentos. Esto es para que en los casos que sea necesario y de forma individual, con autorización nuestra, se les pueda sustituir en el paquete de alimentos los alimentos perecederos como, por ejemplo, leche fresca por leche UHT o en polvo”, informó Jeannette Canino, directora del Programa WIC.

Personal de la División de Madres, Niños y Adolescentes también está ofreciendo orientaciones a los refugiados sobre higiene, alimentación segura, prevención de lesiones en niños y cuidado de embarazadas, según dio a conocer el doctor Manuel Vargas, director de dicha división.

Mientras, se informó también de la creación del Grupo de Brigadas Médicas, compuesto por médicos, enfermeros, psicólogos, veterinarios, dentistas, farmacéuticos y consejeros profesionales, entre otros expertos en este campo. Entre otras tareas, estos estarán ayudando a facilitar recetas médicas a personas necesitadas de ello a través de farmacias de la comunidad o la cadena de Farmacias Walgreens, según se dio a conocer.


💬Ver 0 comentarios