Una de las causas que se busca atender son las de los trabajadores de primera línea en la lucha contra el COVID-19. (GFR Media / Teresa Canino)

La organización Open Society Puerto Rico anunció la inversión de $500,000 para apoyar el trabajo de activistas, líderes comunitarios y organizaciones sin fines de lucro en la isla y en la diáspora que se dedican a trabajar con las poblaciones más desventajadas del país y a atender muchas de las dificultades que se viven en Puerto Rico.

Según explicó Karina Claudio-Betancourt, directora del Proyecto Puerto Rico de la Open Society, esta aportación busca atender -por una parte- a poblaciones que quedan excluidas de los paquetes de ayuda locales y federales a raíz del COVID-19, al mismo tiempo que a grupos que promueven políticas públicas destinadas a buscar soluciones de raíz a muchos de los problemas que ya se vienen confrontando en la isla, y que se han agravado como consecuencia del cúmulo de desastres.

Las causas humanitarias inmediatas a los que se ayudará con esta nueva subvención atienden a trabajadores de salud de primera línea, servicios de ayuda legal para personas afectadas por el COVID-19, ayuda inmediata a inmigrantes y ayuda a personas transgénero y no conforme de género. Las causas a largo plazo que se apoyan abogan por que Puerto Rico no sea excluido de paquetes de ayuda federal, y apoyan el cabildeo de grupos en la diáspora que mantienen a Puerto Rico como un tema relevante en el contexto de las elecciones 2020, puntualizó Claudio-Betancourt, quien recordó que estos fondos se añaden a los $11.5 millones que han invertido en la isla desde 2014.

“Con estas inversiones, estamos equilibrando las necesidades humanitarias inmediatas a corto plazo, al mismo tiempo que seguimos apoyando una visión a largo plazo para el cambio en Puerto Rico, enraizadas en la visión y el deseo de las comunidades alrededor de la isla”, dijo Claudio Betancourt en declaraciones escritas.

“También estamos resaltando cómo los problemas de Puerto Rico - su enorme deuda, su economía en colapso, su frágil sistema de salud – tienen como raíz la relación colonial de la isla con los Estados Unidos. Para que Puerto Rico prospere, necesitamos facilitar procesos que permitan a su gente determinar el futuro político y económico de la isla”, agregó.

A principios de este año, la Fundación Open Society también contribuyó con $250,000 para ayudar a grupos comunitarios en Puerto Rico liderando esfuerzos de recuperación frente a la serie de devastadores terremotos que impactaron a la isla.

Tras el huracán María en 2017 y en medio de la aguda crisis financiera de Puerto Rico, esta organización aumentó la cantidad de subvenciones y el apoyo en Puerto Rico a grupos comunitarios e individuos para fortalecer la sociedad civil y apoyar a quienes trabajan para proteger a las comunidades más vulnerables, y que a la vez buscan que los gobiernos locales y federales asuman sus responsabilidades y rindan cuentas a los puertorriqueños en la isla y en la diáspora.

La Fundación Open Society trabaja en más de 120 países alrededor del mundo para construir democracias vibrantes e incluyentes, cuyos gobiernos rinden cuentas a sus ciudadanos. Para obtener más información, visite nuestro sitio web opensocietyfoundations.org.


💬Ver 0 comentarios