Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Los sectores opuestos a la planta de conversión de desperdicios sólidos a energía que Energy Answers Arecibo, LLC quiere erigir en ese pueblo adelantaron ayer que apelarán la aprobación del permiso de aire a la compañía por parte de la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA).

“El otorgamiento de un permiso no significa la aprobación de un proyecto. Ahora es que tenemos que estar en pie de lucha juntos porque hablamos del posible deterioro de la salud y el ambiente de todos los puertorriqueños. Este asunto no es solo de Arecibo”, declaró Teresa Sánchez, portavoz del grupo Madres de Negro.

Sánchez recordó que la llamada incineradora produciría a diario 180 toneladas de cenizas, según ha confirmado el equipo de asesores de Energy Answers. Aún no se sabe a ciencia cierta dónde acabarán estas cenizas que, según las comunidades, provocan desde alergias hasta cáncer. La EPA, sin embargo, ha dicho que se trata de desperdicios no peligrosos.

Uno que se expresó “decepcionado” por la aprobación del permiso de aire por parte de la EPA fue el químico Osvaldo Rosario.

“Creíamos que habíamos presentado unos argumentos contundentes en contra del permiso de aire. Pero, que quede claro, el proceso aún no acaba. Todavía faltan varios permisos por aprobarse antes de que Energy Answers construya su incineradora”, dijo Rosario.

“Vamos a ver los argumentos que usó la EPA para contestar nuestras objeciones hechas en las vistas públicas y haremos nuestra apelación correspondiente”, agregó.

Apoyo internacional

Por su parte, el presidente del capítulo de Puerto Rico de la organización Sierra Club, Orlando Negrón, apuntó que la aprobación del permiso de aire por parte de la EPA “demuestra debilidad en términos de sus funciones”.

A tales efectos, sostuvo, las comunidades y grupos opuestos al proyecto se reiteran “en que no es viable y vamos a combatirlo”.

“Ya estamos en contacto con la organización Sierra Club a nivel internacional y otros abogados para determinar las estrategias a seguir en la apelación”, manifestó.

La aprobación del permiso de aire por parte de la EPA puede ser apelada en o antes del 11 de julio a través de la Junta de Apelaciones Ambientales de la agencia, con sede en Washington, DC.

Los tres entrevistados por El Nuevo Día coincidieron en que la reciente anulación del contrato de flujo de desperdicios entre la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS) y Energy Answers “le hace el camino más difícil” a la incineradora.

Aunque esta decisión de la ADS se basó en una opinión legal del Departamento de Justicia, la última palabra la tendrá un tribunal.


💬Ver 0 comentarios